X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6rdz

Demandan a una policía que apuntó con una pistola y detuvo a un adolescente hispano en EE.UU. que corría para alcanzar el autobús

Publicado: 21 may 2019 13:57 GMT

La agente, que se encontraba de vacaciones e iba de civil, amenazó con dispararle si no se arrojaba al suelo.

Demandan a una policía que apuntó con una pistola y detuvo a un adolescente hispano en EE.UU. que corría para alcanzar el autobús
Imagen ilustrativa
wikipedia.org / Xnatedawgx / CC BY-SA 4.0
Síguenos en Facebook

Un joven de 18 años residente en Jackson (Wyoming, EE.UU.) ha demandado a una agente de la Policía de Lakewood, Colorado, por detenerlo a punta de pistola y amenazarlo de muerte sin ninguna razón aparente cuando la mujer se encontraba de vacaciones en su vecindario, informa el portal Jackson Hole News and Guide.

El hecho ocurrió en julio del año pasado, cuando Gerardo Becerra —por entonces de 17 años— salió de su casa y corrió hacia la parada del autobús.  En ese momento, la oficial Vanessa Schultz, de 32 años, escuchó un fuerte ruido, se bajó de su vehículo y sacó su pistola, apuntándole al joven y ordenándole que se arrojara al suelo.

A pesar de las protestas del adolescente, así como de otros vecinos que presenciaron el arresto, la oficial, que iba de civil, gritó "quédate en el suelo" y "tengo un arma y voy a disparar", según consta en la demanda. De acuerdo con la querella, cuando llegó la Policía local, Schultz aseguró a los agentes que detuvo a Becerra como sospechoso de un robo armado en progreso. Los uniformados, sin embargo, al rato dejaron en libertad al adolescente.

"Becerra no estaba armado, no representaba ninguna amenaza para Schulz o cualquier otra persona del lugar", ni tampoco "en ningún momento dijo nada que haya constituido una amenaza o indicado que era un peligro", señala la demanda.

Como resultado de "ser apuntando con un arma y amenazado de recibir un disparo, junto con "la humillación y el estigma" que significó ser esposado frente a sus vecinos, el joven "presentó síntomas de ansiedad severa, incluyendo vómitos, hiperventilación y angustia". La ley local estipula que el resarcimiento exigido en este tipo de pleitos debe ser superior a los 50.000 dólares.

Los superiores de Schulz admitieron que su reacción fue "exagerada" y que los oficiales no tienen autoridad para efectuar arrestos fuera de su jurisdicción. Sin embargo, tras la investigación interna de la Policía, el fiscal especial Patrick LeBrun decidió no presentar cargos contra Schulz, considerando que ella "evidentemente no tuvo intenciones criminales".

Mientras tanto, la agente aún no ha respondido ante la acusación y continúa ejerciendo sus funciones.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies