Actualidad

López Obrador prohíbe la condonación de impuestos, ¿qué implicaciones tiene para México?

Publicado:
Grandes bancos y empresas de los hombres más ricos del país fueron beneficiados durante años al ser perdonados sus adeudos fiscales de manera discrecional, en perjuicio de los ciudadanos.
López Obrador prohíbe la condonación de impuestos, ¿qué implicaciones tiene para México?

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firmó un decreto para prohibir al Poder Ejecutivo perdonar adeudos fiscales. Un asunto que tiene fuertes implicaciones en un país donde las grandes empresas fueron perdonadas por Gobiernos anteriores en el pago de impuestos, lo cual provocó que el Estado dejara de recaudar montos multimillonarios.

El decreto firmado por López Obrador establece que "se dejan sin efectos los decretos o disposiciones de carácter general emitidos por el titular del Ejecutivo federal, mediante los cuales se otorgaron condonaciones a deudores fiscales", salvo ciertas excepciones para casos extraordinarios.

"No hay privilegios fiscales para nadie porque era muy injusto que los trabajadores, los consumidores en general, comerciantes, pequeños y medianos empresarios, profesionales, todos pagando impuestos y contribuyendo. Y los de mero arriba recibiendo condonaciones, no pagando impuestos", dijo López Obrador en su conferencia matutina de este 21 de mayo.

"Incluso las grandes empresas que cotizan en la bolsa estaban sin pagar impuestos o recibiendo condonaciones. Eso se termina", añadió el mandatario mexicano.

De acuerdo con Margarita Ríos-Fajart, titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), institución encargada de recaudar los impuestos en México, la condonación de tributos estaba prevista en la ley para casos extraordinarios donde se presentaran desastres naturales, como una forma de reactivar la economía en casos de emergencia.

Pero a partir del año 2000, se comenzaron a dar una serie de cambios legales para facilitar la condonación de impuestos.

En 2007, el Gobierno del entonces presidente Felipe Calderón, quien llegó al poder en medio de reclamos de fraude electoral, otorgó la primera gran condonación y cancelación de impuestos a grandes deudores. De acuerdo con el SAT, la administración de Calderón, de 2006 a 2012, perdonó 161.931 millones de pesos (a precios actuales), equivalentes a 8.493 millones de dólares.

La fórmula fue repetida por el expresidente Enrique Peña Nieto, quien de 2012 a 2018 condonó adeudos fiscales por 238.971 millones de pesos (12.534 millones de dólares).

En total, los últimos dos Ejecutivo mexicanos perdonaron un total de 400.902 millonesde pesos (21.028 millones de dólares), que dejaron de ingresar a las arcas del Estado. 

El 54 % de la cifra total condonada de 2007 a 2018 fue para favorecer a 108 grandes contribuyentes, entre los cuales se encuentran bancos, televisoras y algunas de las empresas más grandes de México.

La organización Fundar, que desde 2007 ha entablado una lucha legal para dar a conocer los nombres de los contribuyentes perdonados, señaló en un comunicado que el monto perdonado a los más ricos podría ser incluso mayor al que señala el Gobierno de López Obrador, ya que de acuerdo a los registros del centro de análisis la cifra en los últimos dos sexenios sería de 628.937 millones de pesos (32.989 millones de dólares).

¿Quiénes son las empresas beneficiadas?

A pesar de que el nombre de las empresas beneficiadas con la condonación de impuestos se ha mantenido bajo reserva, información publicada en los últimos años ha permitido identificar a una parte de las compañías favorecidas.

De acuerdo con notas de la prensa mexicana, en medios como SinEmbargo y La Jornada, basadas en informes internos del SAT, la lista de beneficiados incluye a empresas de los hombres y mujeres más ricos de México, entre los cuales se incluye a los millonarios Carlos Slim Helú (América Móvil, Grupo Carso), Carlos Peralta (Grupo IUSA), María A. Aramburuzabala (Grupo Modelo), Carlos Hank González (Grupo Financiero Banorte), Ricardo Salinas Pliego (Televisión Azteca) y Emilio Azcárraga (Grupo Televisa).

Algunas de las empresas más beneficiadas, de acuerdo con una base de datos obtenida por Fundar, son la constructora GEO, Simec International, Industrias CH y Volskwagen, entre otras. La constructora ICA fue otra de las compañías privilegiadas.

Uno de los casos más notorios en los últimos años se dio a conocer en 2013, luego de que Grupo Televisa, la mayor televisora del país, recibiera por parte del Gobierno una condonación de impuestos de 3.334 millones de pesos (175 millones de dólares), lo cual permitió a la compañía mejorar sus estados financieros y su imagen crediticia ante inversionistas.

También los bancos como BBVA Bancomer, Santander, Banamex, HSBC y Banco Azteca recibieron condonaciones de impuestos.

Un informe de la Auditoría Superior de la Federación señala que las empresas que recibieron los mayores beneficios fiscales fueron las que operan en los sectores de la banca comercial, medios de comunicación, comercializadoras, servicios de telecomunicaciones, cementeras, metalúrgico y acerero, farmacéutico, automotriz, petroleras extranjeras y construcción.

Sin embargo, todavía se desconoce el nombre de todos los deudores privilegiados, debido a que bancos, casas de bolsa y otras grandes corporaciones han promovido varios juicios de amparo para mantener en secreto el nombre de los mismos.

Esto, aún cuando existe una sentencia judicial que ordena al SAT dar a conocer el nombre de los contribuyentes que fueron beneficiados con la cancelación de adeudos fiscales mayores a 1 millón de pesos. Una orden judicial que, sin embargo, no ha sido implementada por las instituciones mexicanas.

Los impactos sociales

El monto del dinero perdonado en impuestos por los anteriores Gobiernos podría alcanzar para financiar el 72 % de los costos estimados de los cuatro grandes proyectos de infraestructura planteados por la administración de López Obrador, que en total suman 552.000 millones de pesos (28.993 millones de dólares):

  • Aeropuerto Internacional de Santa Lucía: 172.000 millones de pesos (9.034 millones de dólares).
  • Refinería de Dos Bocas: 160.000 millones de pesos (8.000 millones de dólares).
  • Tren Maya: 180.000 millones de pesos (9.454 millones de dólares).
  • Corredor Transístmico: 40.000 millones de pesos (2.100 millones de dólares).

Además, tan sólo los 16 programas sociales prioritarios del presidente López Obrador tienen un presupuesto de 218.556 millones de pesos (11.479 millones de dólares) para 2019. Una cifra que representa casi la mitad de los adeudos fiscales perdonados en los últimos 12 años, según cifras oficiales.

Manuel Hernández Borbolla

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT