Actualidad

FOTOS, VIDEO: La acusación de blasfemia contra un veterinario hindú provoca violentos disturbios en Pakistán

Publicado:
Se cree que el hombre quemó un ejemplar del Corán, libro sagrado de la religión mayoritaria del país asiático.
FOTOS, VIDEO: La acusación de blasfemia contra un veterinario hindú provoca violentos disturbios en Pakistán

La acusación de blasfemia de un mulá contra un veterinario llamado Ramesh Kumar por presuntamente haber quemado un ejemplar del Corán provocó este lunes una ola de disturbios contra la minoría hindú en Phulhadiyon (Sindh, Pakistán), según se aprecia en una serie de fotografías y videos difundidos en las redes sociales e informan medios locales.

En las imágenes publicadas se observan comercios de hindús calcinados y una motocicleta tirada el suelo en llamas, así como un vehículo policial tratando de poner orden en las calles de esa localidad. En la grabación se ve a un grupo de gente reunido cerca de un edificio que se está quemando.

"Insto al Gobierno a que intervenga y garantice la seguridad de los hindús sindis, que han vivido en paz aquí desde hace siglos", reza el mensaje de Syma Jafri, usuaria que compartió las instantáneas en Facebook. "También se deben tomar medidas contra aquellos que iniciaron estos disturbios e incitaron a la violencia", añadió Jafri, quien agregó que la Policía debería detener a los autores de los hechos, al mismo tiempo que pidió compartir la publicación a fin de "salvar a la comunidad hindú en Phulhadiyon".

A pesar de que la Policía arrestó a Kumar, las protestas llegaron a la calle. Tras el suceso, las autoridades aseguraron que "se protegerán las minorías del distrito", según palabras del oficial de policía Zahid Hussain Leghari. De momento se desconoce si ha habido víctimas mortales o heridos y tampoco se sabe cuántas tiendas salieron ardiendo a causa de los disturbios.

De acuerdo con los datos oficiales, el 91,31 % de la población de la provincia de Sind profesa el islam, mientras que solo el 6,51 % es hindú. Entre 1987 y 2016 se registraron un total de 1.472 denuncias de blasfemia en el país asiático.

RT