Actualidad

Un nuevo estudio hace repensar las verdaderas razones del declive de una antigua civilización

Publicado:
De acuerdo con científicos, la civilización angkoriana no colapsó, sino que se transformó.
Un nuevo estudio hace repensar las verdaderas razones del declive de una antigua civilización

Científicos descubrieron que el declive de la antigua civilización angkoriana representó un proceso más largo y complejo de lo que se creía anteriormente, según un nuevo artículo, publicado este lunes en The Conversation.

Durante muchos años, varios historiadores coincidieron en que el colapso de la civilización angkoriana tuvo lugar en 1431, cuando la capital de Angkor (actual Camboya) fue saqueada por el reino tailandés de Ayutthaya y abandonada.

Sin embargo, ahora los investigadores llegaron a la conclusión de que no es apropiado describir el declive de la civilización angkoriana como 'un colapso'. Este proceso puede ser delineado como una transformación, pues los estudios arqueológicos muestran que los angkorianos se estaban reorganizando y adaptando a una variedad de condiciones cambiantes y turbulentas.  

Angkor Wat nunca fue abandonado

La civilización angkoriana, que fue establecida aproximadamente en el año 802, estaba en auge a principios del siglo XI, cuando comenzó la construcción del templo Angkor Wat. Sin embargo, aproximadamente en el siglo XIII, se produjeron numerosos cambios, de índole religioso y ambiental, así como el aumento del comercio marítimo con China, lo que llevó a la reubicación de la capital más al sur para aprovechar las nuevas oportunidades económicas.

Además, un estudio sugiere que algunas personas ya estaban abandonando la ciudad aproximadamente en el siglo XIV, casi 100 años antes del supuesto saqueo de la capital por Ayutthaya.

Ahora los científicos determinaron que el templo de Angkor Wat en sí nunca fue abandonado. Los territorios que rodean el templo parecen haber sido reocupados a fines del siglo XIV o principios del siglo XV, y fueron usados hasta el siglo XVII o XVIII.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!