NoticiasViral

Dictan arresto domiciliario para el periodista de investigación Iván Golunov detenido en Moscú

Iván Golunov niega todas las acusaciones y cree que la detención está relacionada con sus actividades profesionales.

El tribunal Nikúlinski de Moscú ha dictado este 8 de junio arresto domiciliario para Iván Golunov como medida cautelar para este periodista, detenido este jueves en la capital rusa acusado de intento de tráfico de drogas.

"El tribunal considera necesario rechazar la petición del fiscal de elegir como medida cautelar la prisión preventiva para el acusado Golunov. El tribunal dictamina: elegir para Golunov la medida cautelar en forma de arresto domiciliario hasta el 7 de agosto", falló el juez Mijaíl Maxímov.

El periodista tiene prohibido salir de su apartamento, utilizar el teléfono e Internet. Golunov fue liberado en la sala del tribunal. Decenas de personas que apoyaron a Golunov fuera del tribunal celebraron la decisión del juez.

"No soy culpable de nada y nunca he tomado drogas", declaró Golunov durante la audiencia, agregando que está dispuesto a cooperar con la investigación de su caso. 

Artículo no publicado

El editor en jefe del portal Meduza, Iván Kolpakov, a través de una publicación en su página de Facebook ha agradecido a la comunidad periodística el apoyo expresado a su colega y afirmó que su redacción está convencida de que la persecución de Golunov "está relacionada con su trabajo periodístico".

"Cuanto más tiempo pase desde el momento de su detención, más claro comprendemos quién podría haber montado" el caso en su contra. Kolpakov ha aclarado que el periodista de investigación estaba trabajando en un texto que aún no está publicado. Indicó que las personas que aparecen en ese material estaban amenazando a Golunov durante los últimos 13 meses.

"Aún no podemos decir cuál fue el tema del artículo, ni dar los nombres de los posibles organizadores de la persecución contra Golunov" para no perjudicar al periodista y a la investigación que aún está en curso. No obstante, Kolpakov subrayó que el artículo de investigación no trata de las autoridades moscovitas.

En el futuro, Meduza tiene planeado publicar dicho texto con la ayuda de otros medios, incluso extranjeros.

El propio periodista durante la audiencia reveló que había recibido amenazas por parte de los representantes de una funeraria: empresa estatal unitaria Ritual. Esta compañía opera los cementerios y crematorios de la ciudad de Moscú. Anualmente, la citada empresa pública realiza más de 120.000 entierros y cremaciones.

"Me detuvieron el día que entregué el texto al editor", declaró el periodista. "Nunca pensé que asistiría a mi propio funeral", concluyó.

Sus colegas también asocian la detención de Iván con su actividad profesional relacionada con investigaciones de casos de corrupción. La directora general del portal Meduza, Galina Tímchenko, también dijo que Golunov ya había sido amenazado antes por sus investigaciones.

Caso Golunov

Golunov, corresponsal del departamento de investigación del portal ruso Meduza, fue detenido este 6 de junio en el centro de Moscú cuando se dirigía a un encuentro de trabajo. El periodista, de 36 años, asegura que los cargos son un montaje y que las drogas presuntamente halladas en su mochila y su apartamento fueron colocadas allí a propósito.

El abogado del periodista, Dmitri Dzhulái, indicó en una entrevista al portal Snob que el paquete con la sustancia ilegal presuntamente hallada en la mochila "estaba encima de todo". "Esto significa que alguien lo puso en el último momento, de lo contrario se habría mezclado con el resto del contenido mientras [Iván] caminaba", denunció Dzhulái.

Durante el interrogatorio, Iván Golunov dijo que fue sometido a la presión psicológica y violencia física, algo que las fuerzas de orden niegan.

Además, el periodista denuncia una serie de violaciones procesales durante su arresto e interrogatorio. "Todas las acciones de la Policía se llevaron a cabo sin un abogado. La detención de Iván no fue reportada a sus familiares o colegas", dijo el letrado. Según las palabras de Dzhulái, Iván cree que la detención "es una venganza por sus investigaciones".  

Asimismo, el abogado de Golunov también señaló que después de la detención, los agentes no efectuaron el procedimiento de limpieza manual, que también representa una infracción procesal. Dicho procedimiento es necesario para determinar si el sospechoso había tocado drogas.

Tras el arresto del reportero en el centro de la capital rusa cuando este se dirigía a un encuentro de trabajo, la Policía informó en una declaración que también se encontraron sustancias ilegales en su apartamento y publicó imágenes de la presunta operación policial.

Poco después, se reveló que solo una de esas fotografías fue tomada en el apartamento de Golunov  y la Policía reconoció que el resto de las fotos se obtuvieron "como parte de actividades operativas y acciones de investigación" para frenar las actividades del grupo de narcotraficantes y se investiga si el detenido tiene alguna relación con ellos, explicaron desde el Ministerio del Interior.

Reacción

Una serie de piquetes en apoyo al periodista han tenido lugar cerca del edificio del Ministerio del Interior en la capital rusa.

El sindicato de periodistas y medios de comunicación de Rusia se pronunció en una carta abierta contra la persecución de periodistas y expresó su indignación por la detención de Golunov. "Consideramos improbable que un investigador profesional que se ocupaba de temas extremadamente delicados (...) llevara consigo drogas en su camino a una reunión de trabajo". "Creemos que se cometió una provocación brutal y ridícula contra Iván Golunov", escribió el sindicato.


Por su parte, la Unión de Periodistas de Rusia también expresó su preocupación por este incidente y afirma que "supervisará de cerca los acontecimientos, reservándose el derecho de tomar las medidas apropiadas para proteger a los periodistas de cualquier acción ilegal, y está dispuesta a proporcionar la asistencia legal necesaria a los colegas".

El Código Penal ruso prevé de 10 a 20 años de prisión por el delito del que está acusado Golunov.