Actualidad

Sugieren que las crías de pterodáctilo eran capaces de 'saltar del nido' nada más nacer

Publicado:
Paleontólogos descubren en fósiles que un dedo clave para la capacidad de vuelo de las aves se endurecía en los reptiles voladores junto con otros huesos esenciales antes del nacimiento.
Sugieren que las crías de pterodáctilo eran capaces de 'saltar del nido' nada más nacer

Tras analizar fósiles de embriones de pterosaurios hallados en China y Argentina, un grupo de científicos británicos ha concluido que las crías de los reptiles voladores eran capaces de volar justo después de su nacimiento.

Para realizar su estudio, que ha sido publicado en la revista científica Proceedings of the Royal Society B, los especialistas examinaron la longitud de los miembros de los embriones fosilizados, el tamaño y la forma de los huevos en cientos de fósiles y compararon los resultados con el crecimiento de los pájaros modernos y los cocodrilos. De esa forma, pudieron clasificar los embriones de acuerdo con sus fases de desarrollo.

A continuación, los expertos estudiaron las distintas etapas de formación de los huesos en nueve especies diferentes de pterosaurios. Durante su análisis, encontraron que un dedo especial —que se corresponde con el cuarto dedo de la mano humana y es importante para la capacidad de vuelo en las aves—, se endurecía junto con otros huesos esenciales antes del nacimiento de la cría, facilitando el pleno desarrollo del aparato de vuelo antes de la eclosión.

Según los autores, esto no significa necesariamente que las crías no recibieran protección de sus padres ante los depredadores, aunque tampoco existe la evidencia de que necesitaran de sus progenitores para aprender a volar.

Hasta ahora se pensaba que los pterosaurios sólo eran capaces de volar después de alcanzar su tamaño completo, como ocurre con las aves o murciélagos. Esta hipótesis se basaba en embriones fosilizados con las alas poco desarrolladas.

"Nuestra técnica muestra que los pterosaurios eran distintos a las aves y los murciélagos, y que la anatomía comparativa puede revelar nuevos modos de desarrollo en especies extintas", comentó uno de los autores del estudio, Charles Deeming.

Sin embargo, algunos expertos han recibido con escepticismo las afirmaciones de los científicos. Según la paleontóloga belga Edina Prondvai, los autores deben comparar sus resultados con la especie de aves talégalos, también conocidos como megápodos, cuyas crías son capaces de volar el mismo día que eclosionan.

RT