X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6tzt

Difunden el video de la tortura contra un detenido por el caso Ayotzinapa asfixiado con una bolsa

Publicado: 22 jun 2019 13:32 GMT | Última actualización: 23 jun 2019 07:12 GMT

Además, el sospechoso fue electrocutado. La Fiscalía General de la República ha vuelto a analizar los materiales de la investigación por tortura anteriormente abierta por la Visitaduría General.

Difunden el video de la tortura contra un detenido por el caso Ayotzinapa asfixiado con una bolsa
Familiares de los estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa exigen justicia. Imagen ilustrativa
Henry Romero / Reuters
Síguenos en Facebook

Un video, que empezó a circular en las redes sociales desde principios de este junio, ha revivido la polémica acerca de la tortura como medio de interrogatorio supuestamente utilizado por las autoridades policiales de México en el marco de la investigación de la desaparición de 43 estudiantes, entre el 26 y 27 de septiembre de 2014, en la región de Ayotzinapa, en Guerrero.

En las imágenes, se puede ver a un sospechoso sentado con las manos atadas, ojos vendados con cinta aislante e interrogado acerca del lugar donde fueron llevados los normalistas. No se ve al interrogador, pero detrás del detenido se puede apreciar a un hombre que, al parecer, lleva un uniforme de agente ministerial de la Fiscalía federal. Esta persona luego le coloca una bolsa de plástico en la cabeza al sospechoso y la estira para cortarle el oxígeno. Después una tercera persona parece electrocutarlo.

Según el programa 'En Punto' de Televisa, el individuo torturado sería Carlos Canto Salgado, detenido el 22 de octubre de 2014 en el marco del caso Ayotzinapa. Se estableció que el policía ministerial federal Ezequiel Peña Cerda y el marino Ariel Agustín Castillo Reyes fueron los oficiales responsables de su detención.

Los representantes de la Fiscalía General de la República han declarado al programa  que han vuelto a analizar los materiales de la investigación por tortura, anteriormente abierta por la Visitaduría General, contra los citados efectivos, así como contra sus superiores.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD

Primera renuncia

Después de que numerosos medios de comunicación hayan exhibido las imágenes de la tortura, y además, señalaran que la tercera persona, cuya voz se escucha en el video haciendo preguntas, es Carlos Gómez Arrieta —quien en aquella época se desempeñaba como coordinador de la Policía Ministerial Federal—, este decidió abandonar su cargo actual de subsecretario de Seguridad Pública del estado de Michoacán.

Su decisión de renuncia, realizada "a fin de facilitar y atender las investigaciones que se deriven", fue anunciada por la misma Secretaría en a través de su cuenta oficial en Twitter.

Además, desde la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Michoacán han mostrado su "disposición para coadyuvar con las autoridades competentes en la indagatoria, relacionada con los lamentables hechos ocurridos en el año 2014 en el estado de Guerrero".

El nombre de Carlos Gómez Arrieta aparece en la descripción de dicho video. Según informes de varios medios, la pertenencia de la voz al señalado funcionario fue confirmada por un peritaje de la Comisión presidencial de la Verdad. Además, se reporta que Carlos Gómez Arrienta había sido denunciado en varias ocasiones por sus subordinados por distintos casos de tortura, pero luego estos policías fueron despedidos y de ahí que las denuncias no prosperaran.

34 casos de tortura documentados por la ONU

De ser ciertas, las imágenes confirmarían las conclusiones de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) de que existen "motivos fundados" para creer que algunas de las personas "fueron detenidas arbitrariamente y torturadas" en México, durante las primeras etapas de la investigación sobre la desaparición de los estudiantes. Según este documento, publicado en marzo de 2018, "las graves violaciones [a los derechos humanos] fueron inadecuadamente investigadas e, incluso, encubiertas [por el Gobierno de México]". A través de este informe la ONU documentó al menos 34 casos de tortura en el marco de la investigación del caso Ayotzinapa. Cabe mencionar que la tortura de Carlos Canto Salgado no figura entre los casos confirmados.

Luego, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México desestimó estas acusaciones, indicando que la OACNUDH "omitió información relevante que consta en los expedientes, incluyendo pruebas periciales obtenidas con base en los más altos estándares internacionales", entre ellos, el Protocolo de Estambul.

Según el Gobierno de México, el informe de la ONU "se limita a abordar cuestiones que ya fueron resaltadas anteriormente por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), cuyas recomendaciones están siendo atendidas por las autoridades competentes".

En medio de la polémica, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) reveló en abril del 2018 otro informe de la ONU que el Gobierno mexicano mantenía en reserva. En este documento se denunciaba corrupción, práctica generalizada de la tortura y su impunidad en las cárceles y centros de detención de este país latinoamericano.

El Subcomité para la Prevención de la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas o Degradantes (SPT) de las Naciones Unidas, había entregado su informe a la Secretaría de Exteriores de México en diciembre del 2017, pero las autoridades federales no lo hicieron público. Sin embargo, el Estado se vio forzado a dar a conocer el documento por una solicitud hecha por la CMDPDH a través del Sistema Nacional de Transparencia.

Edgard Garrido / Reuters

En el reporte, el SPT informó que la "tortura es una práctica generalizada" en las prisiones mexicanas, y que la "impunidad, casi absoluta" de esos casos de maltrato "fomenta su repetición". Además resaltó que la "falta de independencia de los servicios forenses de las procuradurías se traduce en el encubrimiento de actos de tortura", mientras que muchas personas privadas de libertad prefieren no denunciar los actos de maltrato a los que son sometidos por temor a represalias.

Como responsables de esos actos que van contra los derechos humanos, el informe señaló a funcionarios públicos de diferentes dependencias: agentes de la Policía federal, estatal y municipal, de migración e integrantes de las Fuerzas Armadas. Por último recomienda al Estado mexicano eliminar la figura del arraigo, fortalecer el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y desarrollar acciones de prevención y sanción de la tortura.

RT

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies