Actualidad

López Obrador minimiza la crisis del sargazo en México mientras los científicos y hoteleros temen sus consecuencias

Publicado:
No obstante, el Gobierno mexicano ha puesto en marcha un plan para resolver la crisis derivada de la llegada masiva de esta macroalga a las costas.
López Obrador minimiza la crisis del sargazo en México mientras los científicos y hoteleros temen sus consecuencias

Mientras el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, restó importancia al problema de la llegada masiva de sargazo a las costas del Caribe Mexicano, científicos y hoteleros han externado sus preocupaciones ante un fenómeno que podría modificar profundamente destinos turísticos como Cancún.

De gira por el estado de Quintana Roo, el mandatario mexicano indicó que los problemas derivados de las llegadas masivas de esta macroalga a las costas han sido magnificados por algunos críticos de su Administración.

"No considero que sea gravísimo, como algunos dicen", dijo López Obrador en su conferencia matutina de este 26 de junio. "Lo del sargazo es un asunto menor", pero "tenemos la seguridad de que vamos a resolverlo sin problemas", añadió el presidente.

En este sentido, se mostró confiado en que su Administración pueda resolver la crisis sin mayor contratiempo, a través de un plan coordinado por la Marina junto con autoridades estatales y locales.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Marina, el almirante Rafael Ojeda, explicó que la estrategia del Gobierno mexicano incluye la construcción de 10 a 12 embarcaciones sargaceras, además de la compra de barreras para desviar y contener el arribo de las macroalgas.

También se rehabilitará un barco especial para recolectar sargazo y mejorar los sistemas de monitoreo de manchas de esta especie.

En total, se prevé que la estrategia de contención tenga un costo de 52 millones de pesos (2,7 millones de dólares).

"En el sexenio pasado se invirtió mucho dinero y no se resolvió el problema", dijo el almirante Ojeda. "Entonces ya podremos afrontarlo como un problema de Estado y no como un negocio, que es lo que se venía haciendo", señaló.

Sin embargo, el secretario de Marina reconoció que, más que recoger el sargazo, el verdadero problema es saber "qué hacer con él". Aunque se han evaluado algunas opciones, el Gobierno mexicano consultará con científicos para determinar cuál podría ser el mejor aprovechamiento de esta alga marina.

¿Catástrofe ambiental?

En contraparte, los científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México consideran que el problema del sargazo pone en riesgo al Mar Caribe tal como lo conocemos hasta ahora.

"Me parece preocupante que el presidente opine que no es algo grande", dijo Rosa Rodríguez Martínez, académica del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, en entrevista con la periodista Carmen Aristegui.

"Podría ser catastrófico para los ecosistemas costeros", añadió la experta.

Rodríguez coordinó un estudio científico para la revista Marine Pollution Bulletin, en el cual se documenta la manera en que el sargazo está matando a 78 especies marinas en Quintana Roo, especialmente peces y crustáceos, debido a que la descomposición del alga genera la pérdida de oxígeno marino.

"Creo que está mal asesorado sobre el tema. Sí es una situación bastante delicada, están amenazados los ecosistemas costeros y la economía, y no es solamente una opinión, hay estudios científicos que respaldan esto", dijo.

Pérdidas millonarias

Desde otro punto de vista, los hoteleros también se muestran preocupados ante la caída del turismo derivada del sargazo y el clima de violencia que se vive en el estado de Quintana Roo.

El presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, Conrad Bergwerf, aseguró que, de enero a mayo de 2019, el sector hotelero del Caribe mexicano registró una caída del 6 % en la ocupación hotelera respecto al mismo periodo del año anterior, lo cual implica pérdidas económicas cercanas a los 12 millones de dólares.

Sin embargo, la titular de la Secretaría de Turismo de Quintana Roo, Marisol Vanegas, señaló que se espera un crecimiento de 3 % en el número de visitantes para la temporada de verano.

Esto a pesar de que el sargazo y la violencia provocada por el crimen organizado en la zona de Cancún, Playa del Carmen y Tulúm han sido una preocupación constante para los habitantes de la región. En este sentido, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, aseguró que el número de homicidios dolosos en el estado se redujeron 58 % en el mes de mayo.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT