Actualidad

España recurre al Ejército para luchar contra "el peor incendio en dos décadas" en Cataluña

Publicado:
Las llamas, que siguen fuera de control, han arrasado ya más de 5.000 hectáreas a pesar de los 350 efectivos de bomberos que luchan contra el fuego desde la noche del miércoles.

Un incendio forestal declarado este miércoles en la comarca catalana de Ribera de Ebro (en el nordeste de España) ha arrasado unas 5.500 hectáreas, por lo que desde el Ministerio del Interior se ha activado la Unidad Militar de Emergencias.

Por otra parte, unos 350 efectivos de los Bomberos han trabajado durante toda la noche en la extinción de las llamas para tratar de controlar el perímetro del incendio, que a primera hora de la tarde de este jueves sigue descontrolado.

Las altas temperaturas que marcan los termómetros en estos primeros días de verano en España están complicando las labores de extinción, a pesar de un favorable descenso en la fuerza del viento.

Según admitió el consejero de Interior del Gobierno autonómico de Cataluña, Miquel Buch, se trata del "peor incendio en dos décadas" en la zona, y se le atribuye desde hoy un potencial de devastación de unas 20.000 hectáreas.

El propio Buch ha explicado que el fuego tiene forma de lengua, y que los operativos de extinción dividen su acción en dos frentes: el izquierdo, que espera frenar el avance de las llamas cuando estas alcancen una carretera comarcal cercana (la llamada C-12); y el derecho, cuya parte sur constituye "la zona más crítica". 

En estos momentos 90 dotaciones terrestres de los Bomberos  y 15 aéreas, entre las que hay bombarderos, helicópteros de comando, aviones de vigilancia y ataque, e hidroaviones del Ministerio de Agricultura, tratan de controlar el avance del fuego.

Por su parte, la Unidad Militar de Emergencias, que llegó durante la pasada madrugada para participar en los trabajos de extinción –con 120 efectivos y nueve vehículos del Batallón de Intervención, con base en Zaragoza–, permanece operativa en la zona. 

Según informó el consejero Buch, los agentes rurales sitúan el origen del incendio en una granja del cercano municipio de La Torre del Español. Allí, la acumulación de estiércol (que tiene un alto potencial de combustión) y las altas temperaturas podrían haber propiciado la aparición y propagación del fuego, en unas instalaciones que, al parecer, no cumplían los requisitos legales de almacenamiento. 

RT