Actualidad

El informático sueco Ola Bini a RT: "Mi detención es un hecho motivado políticamente"

Publicado:
El programador vinculado a Assange, asegura que la acusación contra él no tiene ninguna base.

El informático sueco y amigo personal de Julian Assange, Ola Bini, que fue detenido cuando se disponía a viajar de Quito a Japón el pasado 11 de abril, el mismo día que Ecuador retiró el asilo al fundador de WikiLeaks, denuncia incoherencias en los testimonios del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, y de la Ministra del Interior, e insiste en que ha sido detenido por motivos políticos, y que la acusación adolece de una notable falta de pruebas.

En declaraciones a RT, Bini ha subrayado que su detención inicial fue ilegal, algo que —asegura— "se confirmó por el Habeas Corpus la semana pasada".

"El presidente y el ministro del Interior aparecieron en repetidas ocasiones en televisión diciendo varias cosas sobre mi caso y luego incurrieron en contradicción al prestar testimonio hace dos semanas. El hecho de que aparecieron en pantalla mintiendo sobre mí es una señal de que mi detención es un hecho motivado políticamente", ha comentado Bini.

Según el informático sueco, no tienen ninguna evidencia y no hay nada que puedan ofrecer al público. "Todo lo que tienen ya se ha presentado y no es ninguna evidencia", ha añadido. Asimismo, Bini quiso dar las gracias a los ecuatorianos, a la comunidad internacional y a todas las organizaciones que le han ayudado durante su detención.

Los tribunales ecuatorianos han cancelado la vista oral a la que había sido citado Bini, que esperaba recibir preguntas provenientes de las autoridades estadounidenses, vinculadas con el caso del fundador de Wikileaks. Se trata de una vista semanal a la que tiene que acudir desde que fue excarcelado.

Tras permanecer 70 días encarcelado, Bini salió en libertad al resolverse de modo favorable el recurso de sus abogados, que calificaron de ilegal y arbitraria su detención. Sin embargo, el proceso judicial en su contra continúa y tiene prohibido salir del país.

RT