Actualidad

Una pareja desembolsa 25.000 dólares para clonar a su gata

Publicado:
Bryan y Ashley decidieron clonar a su mascota Cinnabun, cuando la felina se acercó a su 19.º cumpleaños.
Una pareja desembolsa 25.000 dólares para clonar a su gata

Una pareja estadounidense de Carolina del Norte pagó 25.000 dólares para clonar a su gata Cinnabun, que los acompaña en su vida matrimonial desde que se casaron en 1999.

Bryan y Ashley Bullerdick tomaron esta decisión preocupados por la avanzada edad de su querida mascota, que se acercaba a su 19.º cumpleaños, y se inspiraron en el caso de Barbra Streisand, que clonó con éxito a su perro. "Estábamos muy preocupados por el poco tiempo que nos quedaba con ella", comentó Bryan a SWNS.

Cinnabun original (a la izquierda) con Ashley y Cinnabun clonada (a la derecha).

La pareja ni siquiera pensó en los vertiginosos costos que supuso hacer una copia de su "gata especial". Bryan contó al citado medio que cada noche Cinnabun dormía junto a la cabeza de su esposa, en la almohada, y agregó que aunque "es mucho dinero", conoce a gente que gasta las mismas sumas en vacaciones "todo el tiempo", mientras que un animal clonado podría acompañarlos durante un par de décadas.

Se decidieron a clonar a su mascota en septiembre del año pasado, un mes antes de que la gata muriera. La nueva Cinnabun nació el 4 de febrero y se reunió con sus dueños dos meses después. "Si teníamos una posibilidad de obtener otra gata como aquella, teníamos que intentarlo", confesó Bryan. "Algunas personas tienen autos deportivos, otras tienen casas. Tampoco estamos clonando a cada gato que tenemos", señaló.

La gatita clonada es igual a la Cinnabun que los acompañó a lo largo de todos estos años de matrimonio y hasta su carácter se parece. Primero la querían apodar Bun Bun, pero dada la semejanza con su mascota fallecida, mantuvieron el mismo nombre original. Según Ashley, la nueva Cinnabun prefiere dormir en los mismos sitios que la predecesora, y la pareja no descarta repetir el costoso procedimiento en el futuro. "Sin duda lo volveríamos a hacer", comentó Ashley.

Además de la fallecida Cinnabun, los Bullerdick tenían otra gata, Ginger, cuando comenzaron su vida matrimonial. La himalaya Ginger murió a los siete años, pero Bryan logró encontrar a su padre y compró otro gatito por 2.000 dólares.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT