Actualidad

Los aviones espía de EE.UU. durante la Guerra Fría localizaron tres campamentos romanos en España

Publicado:
Instantáneas tomadas por el Ejército estadounidense entre 1945 y 1957 se encuentran en la base de un estudio recién publicado.
Los aviones espía de EE.UU. durante la Guerra Fría localizaron tres campamentos romanos en España

Las imágenes tomadas por aviones espía estadounidenses entre 1945 y 1957 han escondido hasta nuestros días tres campamentos romanos en suelo español, que han salido a la luz en el estudio 'La presencia del Ejército romano en las montañas de El Bierzo (León): novedades arqueológicas'.

De esta manera, investigadores de la Junta de Castilla León, del Instituto de Ciencias del Patrimonio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de las universidades de Oviedo y Santiago han conseguido localizar tres asentamientos temporales del siglo I a.C. que darían fe del recorrido en la Península Ibérica de las tropas de Augusto, el primer emperador romano.

Las Fuerzas Aéreas de los EE.UU. utilizaban estudios fotogramétricos durante la Guerra Fría para reconocer el terreno y ahora el análisis de esas imágenes, junto con la utilización sistemática de nuevas técnicas de teledetección, han podido desgranar los misterios de los tres yacimientos de reciente descubrimiento en El Bierzo, comarca española estratégica en las comunicaciones entre el noroeste ibérico y la cuenca del río Duero.

Así, los tres recintos identificados en las montañas de esa región han sido denominados A Cortiña dos Mouros/Campo do Circo (Cervantes, Lugo/Balboa, León), A Serra da Casiña (Balboa, León) y As Penas de Perturexe (Villafranca del Bierzo, León).

El más grande tenía capacidad para 6.000 soldados, mientras que el más pequeño llegó a albergar unos 1.600, y su establecimiento se produjo en una época es que se llevaron a cabo avances en la romanización del territorio, como la construcción de las calzadas romanas que unían las actuales regiones españolas de Galicia y León.

Asentamientos temporales

Los estudios recientes de la Arqueología militar romana emplean diversas técnicas de teledetección, el estudio morfológico de las estructuras, la comparación con el corpus de datos arqueológicos disponibles a escala peninsular y fuentes clásicas referidas al Ejército romano.

Hasta ahora, muy pocos asentamientos de carácter temporal eran conocidos y fue gracias a los fotogramas de esos vuelos espía estadounidenses cuando se pudo comenzar con la identificación de algunos de ellos a principios de los 90.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT