Actualidad

Adolescente graba cómo viola a una menor, pero el juez considera que merece clemencia por "venir de una buena familia"

Publicado:
El magistrado consideró que el agresor no debía ser juzgado como adulto, a pesar de que las leyes del estado de Nueva York lo permiten.
Imagen ilustrativa

La decisión de James Troiano, juez de un tribunal de familia del estado de Nueva Jersey que se negó a procesar como adulto a un adolescente de 16 años acusado de violar a una chica de su edad, generó fuertes críticas, a pesar de haber sido revocada el pasado junio por una corte de apelación. Troiano basó su decisión en que el acusado era 'boy scout' y sacaba buenas notas en una "escuela excelente".

La historia, que atrajo la atención mediática después de ser publicada por The New York Times, empezó en el 2017. Además de mantener relaciones sexuales con 'Mary' (seudónimo de la joven) cuando esta estaba "visiblemente embriagada", el presunto violador, presentado oficialmente bajo las siglas G.M.C., grabó el acto con su teléfono.

Días después empezó a distribuir el video entre sus amigos, acompañado del comentario: "Cuando tu primera vez es una violación". Al enterarse de la existencia del video, la víctima pidió eliminarlo para dejar el incidente en el pasado, pero el acusado negó la existencia de las imágenes y le dijo a la chica que sus amigos le habían mentido acerca del video, aunque continuó compartiéndolo.

"Candidato a una buena universidad"

Las acciones de G.M.C. fueron calificadas por la Fiscalía  como "sofisticadas" y "depredadoras", lo que permitía a Troiano trasferir el caso a una corte de adultos según la legislación del estado.

No obstante, el juez defendió al acusado diciendo que el adolescente no usó la fuerza y no amenazó a 'Mary'.

"Todavía […] sé distinguir entre una agresión sexual y una violación", declaró Troiano, afirmando que en "un caso tradicional" de violación participan "generalmente dos o más hombres" armados.

En lo que toca a los mensajes del agresor, donde él mismo describe lo que hizo como "violación", los calificó simplemente de "cosas estúpidas" que "un chico de 16 años dice a sus amigos".

"¿Creo que esto muestra de alguna manera un cálculo, una crueldad por su parte, una sofisticación o una naturaleza depredadora? No, no lo creo", concluyó.

Además de advertir contra un posible "efecto devastador" que la demanda de Mary podría tener en la vida de G.M.C., utilizó como un argumento las buenas posiciones sociales del acusado.

"Este joven viene de una buena familia que lo puso en una excelente escuela donde lo hacía muy bien. […] Claramente es un candidato no solo para una universidad, sino probablemente para una buena universidad. Sus puntajes para ingresar a la universidad fueron muy altos", declaró el juez, que destacó también que el joven formaba parte de la organización juvenil 'Boy Scouts de América'.

Apelación

Sin embargo, los miembros de la Corte Superior de Nueva Jersey decidieron que razones de este tipo no pueden ser tomadas en cuenta.

"Asumimos que [el hecho de] que el menor provenía de una buena familia […] no debe condenar a los menores que no provienen de buenas familias y que no tienen buenos resultados en los exámenes", indicaron los jueces.

Al revocar la decisión de Troiano, el tribunal permitió que el caso de G.M.C. fuera presentado ante un gran jurado, que puede transferirlo a una corte de adultos.

Por su parte, el fiscal Christopher Gramiccioni confirmó que tratará de lograr este resultado.

"Suscribimos la idea de que el sistema juvenil debe ser rehabilitador. Pero cuando se trata de cargos tan serios como estos, es una cosa totalmente diferente", comentó a The New York Times.

RT