X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6vmp

Lo que se sabe (y lo que no) sobre Daniela, la joven mexicana que desapareció tras subirse a un taxi

Publicado: 12 jul 2019 21:01 GMT

El caso ha causado indignación social, pero también ha arrojado versiones encontradas y ha dejado entrever la dilación y posibles fallas de la Justicia.

Lo que se sabe (y lo que no) sobre Daniela, la joven mexicana que desapareció tras subirse a un taxi
Imagen ilustrativa
Fernando Carranza / Reuters
Síguenos en Facebook

Daniela Ramírez Ortiz, de 18 años, estuvo desaparecida desde el pasado 18 de mayo, luego de salir de su trabajo en una pizzería ubicada en la alcaldía de Xochimilco, al sur de Ciudad de México, para reunirse con un grupo de amigos. Nunca más volvió a verlos.

Para llegar a su cita, la joven abordó un taxi, desde el cual intercambió por WhatsApp mensajes de auxilio con un amigo. "Creo que el taxi me quiere secuestrar", escribió Daniela, y añadió que el conductor había tomado un rumbo distinto al que ella le había pedido. Desde ese día nadie volvió a saber de ella, hasta este 9 de julio en que el hallazgo de una osamenta en el poblado de Parres, a 26 kilómetros de donde Daniela abordó el taxi, abrió una línea de investigación que apunta a que podría tratarse de los restos de la muchacha.

El caso ha causado indignación social, pero también ha arrojado versiones encontradas y ha dejado entrever la dilación y posibles fallas de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Ciudad de México.

El último contacto

Los últimos mensajes que Daniela intercambió con su amigo fueron alrededor de la medianoche del 18 de junio, cuando el chico le recomienda llamar a una patrulla para reportar que presumiblemente la querían secuestrar. 'Ayúdame, por favor', fue el texto que la joven envió a las 00:55 horas (local).

Un minuto después, el joven le escribe que no ha llegado a su casa y que cómo puede ayudarla. '¿Llamo a una patrulla?, se lee en un mensaje que ya no obtuvo respuesta.

Enseguida, su amigo le escribe a Daniela que ya está en casa y le pregunta si quiere que vaya por ella, el mensaje fue enviado a las 1:01 (local), apareciendo 'en visto' en el móvil de la joven.

El llamado en redes sociales

Margot Ortiz, madre de Daniela, plasmó un mensaje directo a su hija en redes sociales: "Dany, te estoy esperando. No tengas miedo, todo va a estar bien", el cual fue replicado por diversos internautas, exigiendo a las autoridades actuar en el caso.

El lunes 20 de mayo, Margot acudió a la Fiscalía Especializada en la Búsqueda, Localización o Investigación de Personas Desaparecidas (Fipede) de la PGJ a denunciar la desaparición, para lo que entregó las capturas de pantalla de los mensajes de Daniela.

Sin embargo, en ese primer momento, la declararon como ausente e incluso –según refirió un familiar al medio local La Silla Rota– las autoridades le sugirieron a la madre que quizá la joven se 'había ido con el novio', un argumento usado de manera recurrente por las autoridad en México en los casos de desaparición. En una segunda reunión se insistió en ello, además de que a Margot se le plantearon preguntas referentes a si Daniela consumía alcohol, drogas e incluso sobre su vida sexual, con base en el mismo relato.

Por el caso, la Fipede abrió el expediente AYO/1918/2019 y emitió la llamada 'alerta ámber' –un sistema de notificación de menores de edad desaparecidos, implementado en varios países desde 1996– para comenzar la búsqueda de la joven de 1,65 metros de altura, complexión delgada, tez morena, frente amplia y boca grande.

Daniela vestía el día de su desaparición un vestido de manga larga y botas color café; este dato es uno de los principales indicios que ha llevado a las autoridades a creer que los restos humanos hallados esta semana podrían ser de la joven.

El hallazgo

53 días después de la desaparición, el 9 de julio, la Procuraduría local implementó un dispositivo de búsqueda en el poblado de Parres, a 26 kilómetros de donde Daniela abordó el taxi y donde se supo de ella por última vez gracias al GPS de su móvil y a la ubicación que Daniela alcanzó a enviar. Con ello, se obtuvo un cuadrante exacto para comenzar la búsqueda en la que participaron más de 130 personas de diversas instituciones y que dio como resultado el hallazgo de ropa, guardas dentales y dos osamentas.

Al día siguiente, la procuradora Ernestina Godoy señaló que faltaban hacer estudios y que en tres días, aproximadamente, se sabría la identidad de las víctimas. "El tema de la certeza de a quién corresponden, pues va a ser a partir de cuestiones técnicas, periciales. La verdad es que son huesos, no tenemos tejido blando, lo cual hace que tarden un poco más los estudios. En dos-tres días tendremos seguramente la identidad", dijo entonces.

Un espontáneo vocero y el desmentido de los padres

Este jueves, al exterior de las instalaciones de la Procuraduría en la capital mexicana, un hombre que se identificó como familiar de Daniela aseguró que una de las dos osamentas halladas pertenecía a la joven.

"Lo último que queremos decir como familia, que lo debió haber hecho la autoridad, pero venimos a hacerlo nosotros: sí, se trata de Daniela (una de las osamentas)", dijo el espontáneo vocero familiar, del que hoy se sabe que solo tiene un vínculo de amistad.

"A través de las fotos que malamente se filtraron a los medios y que aparecieron el día de ayer, nosotros como familiares pudimos reconocer su ropa, pudimos reconocer también su dentadura y el trabajo dental que se le había hecho a través del dentista, que es mi tío y que es muy cercano a la madre de Daniela, y corroboramos que sí se trata de Daniela, aunque la Fiscalía no nos lo haya dicho formalmente", aseguró.

Sin embargo, la madre y padre de Daniela lo negaron. La señora Margot señaló que esperará a que terminen los análisis y peritajes para tener certeza, luego de una reunión con la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

La misma Procuraduría reaccionó al respecto y comunicó que se realizan los análisis antropológicos y odontológicos forenses a las arcadas dentales, así como que también se ha avanzado en el proceso de extracción de ADN de las osamentas. La procuradora local informó que los resultados tardarían entre 10 y 15 días.


Sin datos del vehículo

Aunque se han revisado más de 60 horas de videos de las cámaras del Centro de Atención a Emergencias y Protección Ciudadana de Ciudad de México (C5) desde las calles aledañas al lugar de trabajo de Daniela, en la alcaldía Xochimilco, hasta la intersección de la carretera libre a Cuernavaca, cerca de donde se perdió el contacto con la joven, de momento no se ha podido identificar el taxi que abordó.

La Procuraduría local no ha determinado si se trataba de un taxi 'pirata' (vehículos que dan el servicio pero sin contar con los documentos legales para ello), ni cuentan con algún número de placa, lo que ha complicado la búsqueda.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies