Actualidad

El Reino Unido envía otro barco de guerra a aguas del golfo Pérsico en medio de tensiones con Iran

Publicado:
Londres afirma que el despliegue del destructor HMS Duncan cumple el propósito de garantizar la seguridad marítima en la región.
El Reino Unido envía otro barco de guerra a aguas del golfo Pérsico en medio de tensiones con Iran

El Gobierno británico anunció el envío de otro buque de guerra al golfo Pérsico, en medio de la escalada de tensiones con Irán. El destructor HMS Duncan de la Marina Real británica reemplazará a la fragata HMS Montrose, con el propósito de "mantener presencia continua de seguridad marítima", según las autoridades, informó Reuters al citar fuentes gubernamentales no reveladas.

"Como parte de nuestra presencia de larga data en el Golfo, el HMS Duncan se está desplegando en la región para garantizar que mantengamos una presencia continua de seguridad marítima, mientras que el HMS Montrose se encarga de las tareas de mantenimiento y tripulación previmente planeadas", indicaron las fuentes.

"Esto asegurará que el Reino Unido, junto con los socios internacionales, pueda continuar apoyando la libertad de navegación para los buques que transitan por esta vía marítima vital", agregaron.

Respaldo estadounidense

En este conflicto británico-iraní, EE.UU. no ha dudado en ponerse del lado del Reino Unido, al punto de que el inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, ha aconsejado a Irán que tenga cuidado.

"Será mejor que Irán tenga cuidado. Están pisando un territorio muy peligroso", advirtió Trump en una entrevista con periodistas este viernes. "Irán, si estás escuchando, será mejor que tengas cuidado", repitió.

¿Acto de piratería o cumplimiento de una orden internacional?

Las tensiones entre Londres y Teherán se han intensificado desde el pasado jueves 4 de julio, cuando infantes de la Marina británica y la Policía gibraltareña interceptaron el buque cisterna iraní Grace 1 en aguas del estrecho de Gibraltar.

Irán fue acusado de violar las sanciones europeas contra Siria al llevar petróleo a ese país árabe, una afirmación que las autoridades persas niegan activamente. Por su parte, Teherán considera la retención de su nave un acto de piratería y alega que los pretextos legales con los que actúa el Reino Unido son "inválidos".

"Este es un juego peligroso y tiene consecuencias", advirtió el portavoz de la cancillería iraní, Abbás Mousaví, al reiterar la exigencia de que se libere al petrolero de inmediato. Eso, afirmó, redundaría en favor de los intereses comunes de la República Islámica y el Reino Unido.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT