X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/6vsa

Un narcotraficante londinense mató a un exactor de la saga James Bond inyectándole una droga para robarle

Publicado: 15 jul 2019 16:41 GMT

El delincuente ya había cumplido una condena por venderle ese mismo fármaco a un asesino serial y maníaco sexual que lo utilizaba para dejar sin consciencia a sus víctimas.

Un narcotraficante londinense mató a un exactor de la saga James Bond inyectándole una droga para robarle
Gerald Matovu.
Stefan Rousseau / Gettyimages.ru
Síguenos en Facebook

Un narcotraficante londinense fue encontrado culpable este lunes por el Tribunal Penal Central de Inglaterra y Gales de asesinar al actor de una película de la saga de James Bond, a quien administró una dosis mortal de la droga GHB tras concretar una cita en Grindr, una popular aplicación de encuentros para homosexuales, informa The Guardian.

El acusado es Gerald Matovu, que en 2017 ya cumplió una condena de un año de servicios comunitarios por venderle el mismo fármaco al asesino serial y maníaco sexual gay Stephen Port. Este último utilizaba la mencionada sustancia —un depresor del sistema nervioso central— para dejar inconscientes a sus víctimas, violarlas y acabar posteriormente con sus vidas.

En agosto del año pasado, Matovu conactó a Eric Michels —intérprete de un rol secundario en el filme 'Skyfall'— a través de Grindr y accedió a ir a la casa del actor para tener relaciones sexuales. Una vez allí, le inyectó una elevada cantidad de GHB, tomó fotos a sus tarjetas de crédito y le sustrajo varias pertenencias, un 'modus operandi' que ya había utilizado para robar a otras víctimas.

El crimen salió inmediatamente a la luz cuando el delincuente contestó a un mensaje de texto de la hija adolescente de Michels desde el celular de su víctima. Sospechando del lenguaje inusual para su padre, la menor marcó el número y, tras escuchar cómo alguien atendía al teléfono y colgaba sin pronunciar palabra, alertó a la Policía.

Los agentes encontraron el cuerpo sin vida de Michels tendido en la cama. Cerca del cadáver había una jeringa vacía con rastros de GHB, y los investigadores hallaron en el lugar rastros de ADN de Matovu. Tras su detención, este admitió haber acudido allí para mantener un encuentro sexual, pero alegó que fue el propio Michels quien se administró la droga de manera voluntaria.

El veredicto final de Matovu, quien además se enfrenta a otros cargos por robo, asalto sexual, fraude y posesión de drogas ilegales, será dictado el próximo 5 de septiembre.

RT

Etiquetas:

Lo más popular

  • Artículos
  • Videos

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies