Actualidad

'Dormitorio acondicionado en cuarto de lavado': la última aberración habitacional en Ibiza

Publicado:
La habitación anunciada en Airbnb se encuentra ocupada hasta noviembre y cuesta 46 euros por noche.
'Dormitorio acondicionado en cuarto de lavado': la última aberración habitacional en Ibiza

El alquiler turístico en las Islas Baleares, y más en concreto, en la isla de Ibiza, sigue siendo un problema tanto para las autoridades locales como para los ciudadanos que residen allí. Además, el aumento de la oferta de este tipo de viviendas no ha ido aparejado a la calidad y proliferan los anuncios polémicos. 

Así ha sucedido con la oferta conocida esta semana de una habitación publicitada en Airbnb, el conocido portal online. Bajo la descripción de 'Dormitorio acondicionado en cuarto de lavado' se anuncia una habitación ocupada en su totalidad por una cama que va de pared a pared, una lavadora a sus pies y una caldera sobre el colchón.

Según consta en el anuncio, la habitación, que no tiene ventanas, cuenta con lavadora –como se puede apreciar en las tres fotografías que aporta–, zona para trabajar con portátiles y ducha. Incluso tiene una evaluación positiva, la de un usuario llamado Fernando, que dice que recomienda esta habitación "si solo la quieres para pararte a dormir".

A pesar de las condiciones de la habitación, se encuentra ocupada hasta el próximo mes de noviembre. A partir de entonces, se puede disfrutar de su estancia por el módico precio de 46 euros por noche: 40 euros por el alojamiento y 6 por la gestión de la plataforma.

Habitación en un patio en ruinas por 128 euros

No es la única oferta de alquiler que se ha hecho conocida. El año pasado uno de los anuncios 'estrella' para alojarse en la isla fue el de una estancia para dormir "bajo las estrellas", y es que se trataba de un corral en ruinas en Ibiza que no contaba ni siquiera con techo y por el que cobraban 128 euros la noche.

Además, en este caso tampoco contaba con ducha, sino que se había habilitado el agua bajo un árbol cercano, en concreto, un algarrobo. También advertían de que "los pequeños lagartos viven en el exterior, en los muros de piedra, así que caminan por dentro de la pequeña casa. Si tienen miedo de estos animales, no reserven", concluían en el anuncio.

Intentando frenar el alquiler turístico

El aumento de la oferta dirigida a los turistas ha hecho que el precio del alquiler de la vivienda se haya disparado en los últimos años, tanto en Ibiza como en el resto del archipiélago balear, hasta llegar a un punto en que los trabajadores no se pueden permitir un alojamiento digno.

Así, la isla tiene problemas para cubrir plazas de médicos o maestros debido a que muy pocas personas están dispuestas a trasladarse a un municipio en el que no van a poder cubrir el coste de la vida con su sueldo, debido principalmente al precio habitacional.

Las autoridades están tratando de revertir esta escalada de costes. En concreto, en abril del año pasado el Gobierno de las Islas Baleares aprobó una normativa que prohíbe el alquiler a turistas en edificios con varias viviendas. Además, ya en 2017 el Ejecutivo de este territorio se vio obligado a poner un tope al número de alojamientos en establecimientos turísticos legales. El límite de plazas quedó fijado entonces en 623.624, de las que la mayor parte  –435.707– están en Mallorca, la isla de mayor superficie. 

Además, desde el Gobierno regional se creó una aplicación para el móvil que permite a los visitantes verificar la legalidad de la vivienda turística ofertada en la que están interesados.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT