Actualidad

Crece la malnutrición en el mundo: 820 millones pasan hambre mientras que uno de cada ocho adultos es obeso

Publicado:
En 77 países se ha incrementado la subalimentación entre los años 2011 y 2017, mientras que la prevalencia más elevada se encuentra en África.
Crece la malnutrición en el mundo: 820 millones pasan hambre mientras que uno de cada ocho adultos es obeso

Más de 820 millones de personas pasan hambre en el mundo, lo que se traduce en una de cada nueve, y 2.000 millones (el 26,4% de la población mundial) no tienen la comida asegurada, según los datos del último informe sobre 'El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo' publicado este lunes por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO).

Las conclusiones de este informe son demoledoras. El hambre en el mundo lleva tres años sin disminuir y sus cifras se retrotraen a niveles del 2010, mientras que la obesidad no para de aumentar y ya son uno de cada ocho adultos (672 millones de personas) quienes la padecen.

En el 2018 fueron 9 millones de personas más las que no tuvieron alimentos suficientes para comer que el año anterior. Estos datos auguran que el Objetivo de Desarrollo Sostenible del Hambre Cero (ODS 2) para el 2030 cada vez se encuentra más lejos de poder alcanzarse.

Marco Sánchez Cantillo, director adjunto de Economía del Desarrollo Agrícola de la FAO, sostiene que "es importante que los países estén preparados para hacerle frente a los efectos adversos de los conflictos, del clima y la economía". También afirma que en el largo plazo se debe aspirar a "una transformación estructural que sea de carácter pro pobre e incluyente".

Hambre y estancamiento económico

El hambre está aumentando principalmente en los países en los que se está produciendo un estancamiento económico. Así, la mayoría de los países (65 de 77) que experimentó un aumento de la subalimentación entre los años 2011 y 2017 padecieron de forma paralela episodios de menor crecimiento o de debilitamiento de su economía.

Son, sobre todo, países de ingresos medianos y cuya economía depende en gran medida del comercio internacional de productos básicos. Además, el informe también denuncia que el aumento del hambre va unido al incremento de la desigualdad de ingresos, de modo que vulnerabilidad económica e inseguridad alimentaria van de la mano.

Sobrepeso

Al mismo tiempo que más de una décima parte de la humanidad pasa hambre, el sobrepeso y la obesidad se siguen extendiendo en todas las regiones, afectando especialmente a niños en edad escolar.

Así, en el informe se asegura que la inseguridad alimentaria, además de contribuir a la desnutrición, también lo hace al sobrepeso y la obesidad, lo que explicaría la coexistencia de ambas pandemias en muchos países.

En el 2017, más de 38 millones de niños menores de 5 años tenían sobrepeso: del total mundial el 25% en África y el 46% en Asia. Además, la anemia en las mujeres y la obesidad en adultos también están aumentando a nivel global: una de cada tres mujeres en edad reproductiva sufre anemia y uno de cada ocho adultos son obesos.

Aunque el problema de la obesidad es más importante en América del Norte, el informe destaca la preocupación que supone que incluso en África y Asia también se esté mostrando una tendencia ascendente. Entre otros motivos de preocupación se encuentra el hecho de que el sobrepeso y la obesidad están aumentando el riesgo de padecer ciertas enfermedades como diabetes de tipo 2, hipertensión, ataques cardíacos y algunas formas de cáncer.

La cara del hambre: mujer, niña y africana

Como otras carencias, el hambre también tiene un perfil. Así, las probabilidades de sufrir inseguridad alimentaria son mayores para las mujeres que para los hombres (salvo en América Latina). También es más probable sufrir problemas relacionados con la desnutrición si se es menor de edad, especialmente menor de 5 años.

Además, en algunas regiones el hambre o la inseguridad alimentaria están más extendidas. Así, África presenta la prevalencia de la subalimentación más elevada, que se sitúa en el 20% de la población total, mientras que en Asia esta cifra alcanza el 11%. 

Las cifras a combatir

  • Personas que pasaban hambre en el mundo en el 2018: 821,6 millones (una de cada nueve personas):
                • en Asia: 513,9 millones
                • en África: 256,1 millones
                • en América Latina y el Caribe: 42,5 millones
  • Número de personas con inseguridad alimentaria moderada o grave: 2.000 millones (26,4% de la población)
  • Bebés con bajo peso al nacer: 20,5 millones (uno de cada siete)
  • Niños menores de 5 años afectados por el retraso en el crecimiento (baja estatura para la edad): 148,9 millones (21,9%)
  • Niños menores de 5 años afectados por emaciación (bajo peso para la estatura): 49,5 millones (7,3%)
  • Niños menores de 5 años con sobrepeso (peso elevado para la estatura): 40 millones (5,9%)
  • Niños y adolescentes en edad escolar con sobrepeso: 338 millones
  • Adultos obesos: 672 millones (13% o uno de cada ocho)

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT