Actualidad

Diputados evalúan usar un antiguo método para violar las leyes no escritas de la monarquía británica y meter a Isabel II en política por el Brexit

Publicado:
Como parte de ese plan, la reina podría solicitar en Bruselas una prórroga para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, opinan varios parlamentarios.
Diputados evalúan usar un antiguo método para violar las leyes no escritas de la monarquía británica y meter a Isabel II en política por el Brexit

Un grupo de diputados del Partido Conservador está pensando en someter a votación un procedimiento conocido como 'humble address' —que puede ser traducido al español como 'humilde petición'— a la reina Isabel II para que bloquee, como jefa de Estado, la opción del Brexit sin acuerdo en la próxima cumbre de la UE, reveló un alto miembro de ese partido al programa 'Newsnight', de la BBC, el 18 de julio.

A pesar de que ese mismo día la Cámara de los Comunes aprobó una enmienda para impedir que se suspendan las funciones del Parlamento —bloqueando de este modo el posible plan de uno de los candidatos a suceder a la primera ministra británica Theresa May, Boris Johnson, para forzar un Brexit sin acuerdo—, varios legisladores temen que puede ignorar dicha iniciativa.

Además, están preocupados de que Johnson pueda ser "tan agresivo" que provoque al presidente de Francia, Emmanuel Macron, para que vete la solicitud de Londres de extender el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que regula el proceso de salida de un Estado miembro.

"Por lo tanto, incluso si el Parlamento vota a favor de bloquear [la opción del Brexit] sin acuerdo, esto podría suceder", dijo el legislador.

En esta situación, los parlamentarios ven dos opciones. La primera consiste en que en la petición dirigida a la reina se le pida simplemente ordenar la extensión del Artículo 50.

"Si eso pasara, sería visto como una instrucción a su primer ministro", explicó el diputado.

La otra variante sería que la reina Isabel II participe en la cumbre personalmente.

"Según la legislación de la UE, solo dos representantes de un Estado miembro pueden asistir y negociar en nombre de un Estado miembro en el Consejo Europeo: el jefe de Gobierno o el jefe de Estado. Así que podríamos simplemente pedir que la reina vaya y presente la solicitud de la prórroga", argumenta.

'La humilde petición'

Se trata de un antiguo procedimiento a través del cual el Parlamento puede informar al monarca de sus deseos y opiniones en lo que toca a "cualquier asunto de política exterior o interna", explica Independent.

Es mucho más autoritativo que una simple moción de oposición, que puede ser ignorada por el Gobierno sin consecuencias, y se considera tradicionalmente como "vinculante o eficaz", indicó a The Guardian el portavoz de la Cámara de los Comunes, John Bercow.

El procedimiento en desuso fue 'resucitado' en el 2017 y el 2018, cuando el Partido Laborista lo utilizó para obligar al Gobierno a divulgar los documentos relacionados con el Brexit.

En el 2017, The Telegraph reportó que Isabel II "no estaba contenta" de los intentos de meterla en política, dado que la abstención en asuntos de este ámbito de la vida constituye una de las reglas no escritas de la monarquía constitucional británica.

"Como jefa de Estado, la reina debe permanecer estrictamente neutral con respecto a los asuntos políticos", se dice en el sitio oficial de la familia real.

Según la cadena, desde el palacio de Buckingham se negaron a comentar la iniciativa. 

En junio, Johnson prometió que el país abandonará la Unión Europea el 31 de octubre y se negó a descartar la opción de suspender el Parlamento. Sin embargo, expertos en derecho constitucional británico explicaron que existe la posibilidad de que la reina Isabel II pueda usar su poder para detener la posible iniciativa de cualquier futuro jefe del Gobierno.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT