Actualidad

Autoridades migratorias de EE.UU. liberan a un estadounidense detenido por error durante más de tres semanas

Publicado:
El joven reside en la ciudad fronteriza de Edinburg, Texas, y estaba de viaje hacia el norte con unos amigos cuando lo arrestaron por sospecha de que era un migrante ilegal.
Autoridades migratorias de EE.UU. liberan a un estadounidense detenido por error durante más de tres semanas

Un estadounidense de 18 años fue liberado el martes por las autoridades de inmigración de EE.UU. después de permanecer detenido por error durante más de tres semanas. Francisco Erwin Galicia salió de un centro de detención del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en Pearsall, Texas.

Su abogada, Claudia Galan, confirmó que había sido liberado horas después de que el diario The Dallas Morning News reportó su caso y atrajo la atención a nivel nacional. De momento, el ICE no ofreció comentarios al respecto. Tampoco lo hizo la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), que se encarga de supervisar a la Patrulla Fronteriza, la agencia que detuvo a Galicia.

El joven reside en la ciudad fronteriza de Edinburg, Texas, y estaba viajando al norte con un grupo de amigos cuando fueron detenidos en un punto de revisión de la Patrulla Fronteriza. De acuerdo con Galan y el periódico, los agentes arrestaron a Galicia bajo sospecha de que estaba en EE.UU. de manera ilegal a pesar de que contaba con una identificación emitida por Texas.

Galicia estuvo detenido tres semanas por la Patrulla Fronteriza y posteriormente fue transferido a un centro de detención del ICE. El Morning News informó que el joven no fue puesto bajo custodia del ICE hasta el sábado. En ese momento fue cuando pudo contactar con su madre. Galan acudió el martes al centro de detención de Pearsall para garantizar su liberación.

  • La Patrulla Fronteriza detiene a la gente que ingresa a EE.UU. de manera ilegal tanto en la frontera sur del país como en sus puntos de control en las carreteras ubicados a varios kilómetros de distancia de la frontera. En la mayoría de los casos, los agentes echan un vistazo a los automovilistas que pasan por los puestos y los dejan ir rápidamente. Por lo general no se pide un documento que demuestre la ciudadanía para continuar con su camino.
  • Se supone que las autoridades de inmigración no deben detener a ciudadanos estadounidenses, pero no es la primera vez que el ICE y la CBP cometen ese error.

Por AP

Covid19