Actualidad

Científicos argentinos crean un 'caballo de Troya' para combatir tumores con nanopartículas

Publicado:
Investigadores del país sudamericano diseñaron una técnica que permite atacar a las células malignas del organismo desde su interior.
Científicos argentinos crean un 'caballo de Troya' para combatir tumores con nanopartículas

Científicos argentinos desarrollaron una técnica para combatir tumores cancerígenos sólidos dentro del organismo mediante la utilización de nanopartículas que, una vez alojadas en el interior de las células malignas, podrían activarse de manera externa y así reducir su cantidad, según informó este miércoles el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) del país sudamericano.

El diseño, similar al funcionamiento de un 'caballo de Troya', fue creado por investigadores de la ciudad de La Plata —en la provincia de Buenos Aires—, y se conoció al mundo tras la publicación de un artículo en la revista científica 'Nanoscale', que detalla los avances de la nueva metodología.  

Los expertos desarrollaron 'nanoclústers', es decir, fracciones de nanopartículas, cuyo diámetro es imperceptible al ojo humano y que equivalen a la mil millonésima parte de un metro, que pueden ser introducidas en el interior de los tumores y luego ser activadas a través de un campo de radiofrecuencia.

Estas partículas pueden nutrirse de esa energía para luego disipar el calor, lo que a su vez puede producir la muerte de células malignas, explicó el Conicet.

"Nos dedicamos desde hace muchos años a temas relacionados al desarrollo de esta técnica que se denomina hipertermia magnética, y en este trabajo en particular utilizamos nanopartículas de magnetita, es decir, óxido de hierro", explicó Marcela Fernández van Raap, autora del artículo e integrante del equipo del Conicet. 

Al principio, los científicos realizaban sus experimentaciones en modelos que simulaban las condiciones de un tumor de verdad, práctica que consideraron insuficiente luego de los resultados. Fue por ello que decidieron avanzar con animales, como ratones, para llevar adelante las pruebas que incluyeron tratamientos contra el cáncer de piel.

"Nos propusimos hacer un aporte a la traslación de la investigación básica a la clínica. Para eso fue necesario dar el salto a trabajar 'in vivo', utilizando modelos de animales que dieran una versión más próxima a lo que sería combatir un tumor en un ser humano", detalló Fernández van Raap.

RT