Actualidad

India revoca el estatus especial de Cachemira en medio de un fuerte despliegue militar

Publicado:
También se propuso dividir la parte de la región de mayoría musulmana que está bajo control del Gobierno indio en dos territorios: Jammu y Cachemira, y Ladakh.

El Gobierno indio ha revocado el artículo 370 de la Constitución que le otorgaba un estatus especial al estado de Jammu y Cachemira, la parte administrada por India en la disputada región en el Himalaya donde la mayoría de la población es musulmana. El ministro del Interior, Amit Shah, ha hecho el anuncio este lunes en el Parlamento.

El artículo en cuestión otorga una gran autonomía a la zona, permitiéndole introducir sus propias leyes, y prohíbe a los ciudadanos indios que no son residentes del estado ocupar cargos en el Gobierno local, comprar tierras y propiedades e instalarse de forma permanente, así como obtener becas educativas en la región.

Con la retirada del estatus especial el Gobierno central pone fin al derecho de Jammu y Cachemira de dictar sus propias leyes y aplicará en el territorio la Constitución nacional en su plenitud. Además, Shah presentó la propuesta de ley de reorganización de la región que, de ser aprobada, dividirá el estado en dos territorios: Jammu y Cachemira, donde los residentes locales podrán elegir a los legisladores, y Ladakh, sin su propia legislatura y administrado directamente por el Gobierno central.

"Situación semejante a una guerra"

El anuncio se produjo en medio de un gran revuelo en el Parlamento, horas después de que las autoridades indias tomasen medidas drásticas en Cachemira, donde se suspendieron los servicios de Internet y telefonía y pusieron bajo arresto domiciliario a líderes políticos locales. Previamente, las autoridades ordenaron que los turistas y peregrinos abandonaran la región.

El paso va en línea con la promesa electoral del Partido Popular Indio (Bharatiya Janata), liderado por Narendra Modi y reelegido este año, de privar a Cachemira de los derechos especiales para facilitar su integración con el resto del país.

A pesar de que el Gobierno indio insiste en que en Cachemira no está en vigor ningún toque de queda, como reportan algunos medios, en la región siguen desplegados miles de militares y muchas personas permanecen en sus casas, incomunicadas. Este lunes las autoridades centrales ordenaron el cierre de todas las instituciones educativas, prohibieron todo tipo de reuniones y manifestaciones y decretaron que "no debe haber movimiento del público".

Incluso antes del anuncio sobre el despojo de Cachemira de sus privilegios, el líder del Congreso, Ghulam Nabi Azad, comparó la tensa situación en la zona con una guerra, instando a abordar el agudo problema: "Toda Cachemira está bajo un toque de queda. Es una situación semejante a una guerra. Tres ministros principales están bajo arresto domiciliario".

Territorio en disputa

La región de Cachemira es reclamada en su totalidad tanto por India como por Pakistán, y permanece dividida entre estos países. La parte india ―Jammu y Cachemira― comprende tres regiones: Jammu, de mayoría hindú, Cachemira, de mayoría musulmana, y Ladakh, también de mayoría musulmana, pero con un alto número de budistas.

La disputa territorial se remonta a la descolonización británica en 1947 y desde aquel entonces fue causa de dos guerras libradas entre las dos naciones. India y Pakistán suelen culparse mutuamente de agresiones en la frontera, mientras los residentes de los pueblos cercanos viven en medio del intercambio de disparos.

Las tensiones se agudizaron la semana pasada, cuando Pakistán acusó a India de atacar a civiles con bombas de racimo a lo largo de la línea fronteriza. Por su parte, Nueva Delhi negó las acusaciones y denunció que los pakistaníes intentaron penetrar en un puesto militar en la disputada región.

  • El 26 de febrero la Fuerza Aérea de la India bombardeó un supuesto "campamento terrorista" perteneciente a Jaish-e-Mohammed, un grupo yihadista ubicado en territorio controlado por Pakistán, que doce días antes había cometido en Pulwama el atentado más letal contra las fuerzas indias en décadas, en el que murieron 42 soldados.

Pakistán condena los "pasos ilegales" de India

El Ministerio de Exteriores de Pakistán ha condenado enérgicamente la decisión de India de revocar el estatus especial de Cachemira. "Como parte de esta disputa internacional, Pakistán hará uso de todas las opciones posibles para contrarrestar los pasos ilegales", afirmó en un comunicado.

La Organización para la Cooperación Islámica (OCI), que también considera que India ocupa parte de Cachemira, ha acusado al Gobierno indio de "sembrar miedo y pánico entre los inocentes civiles cachemires", "arrestos arbitrarios de los líderes de Cachemira y reportes de los medios sobre los intentos de alterar el estatus demográfico y geográfico del territorio disputado", así como sobre los reportes del reciente despliegue adicional de 38.000 paramilitares en la zona.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT