Actualidad

Bolsonaro dice que Brasil no necesita los recursos que Alemania dejó de destinar para la Amazonía

Publicado:
El Gobierno alemán decidió congelar los fondos debido al aumento de la deforestación en el "pulmón del planeta".
Bolsonaro dice que Brasil no necesita los recursos que Alemania dejó de destinar para la Amazonía

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que el gigante latinoamericano no necesita el dinero de Alemania para preservar la Amazonía, tras el anuncio del país europeo de suspender su financiación por el aumento de la deforestación en la región. 

"Puede hacer un buen uso de ese dinero. Brasil no lo necesita", comentó el presidente, que acusó a Alemania de "querer comprar la Amazonía". "¿Usted cree que los grandes países están interesados en la imagen de Brasil o de apoderarse de Brasil?", preguntó a un periodista.

La ministra de Medio Ambiente de Alemania, Svenja Schulze, dijo el sábado, en una entrevista al periódico Tagesspiegel, que se ponía fin a los proyectos para la protección de la floresta y la biodiversidad de la selva amazónica. El diario apuntó que se congelarán 35 millones de euros.

Desde 2008, según Tagesspiegel, el Ministerio de Medio Ambiente de Alemania ha concedido 95 millones de euros a proyectos de protección forestal en Brasil.

La decisión del país europeo solo afecta a la financiación al Ministerio de Medio Ambiente y no a otros proyectos como el Fondo Amazonía, que recibe donaciones principalmente de Alemania y Noruega, y de la estatal Petrobras. Dedicado a proyectos de prevención, monitoreo y combate de la deforestación, este fondo fue creado en 2008 durante la Presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva, y cuenta con una cartera de 103 proyectos con un valor aproximado de 1.900 millones de reales (490 millones de dólares).

Según datos que publicó el Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (Inpe), la deforestación destruyó 2.254 kilómetros cuadrados de la Amazonía brasileña el pasado julio, 278 % más que los 596,6 kilómetros cuadrados del mismo mes de 2018.

En junio, el Inpe comunicó que la deforestación acabó con 920 kilómetros cuadrados de bosque, un aumento de 88 % respecto al mismo periodo de 2018. Ese informe fue cuestionado por Bolsonaro, y terminó con la destitución del director de esa institución, Ricardo Galvão, quien protagonizó una fuerte polémica con el mandatario. La suspensión de la financiación por parte de Alemania ocurre justo después de esta controversia.

Desde que Bolsonaro está en el gobierno, la relación de los países europeos con Brasil en materia de medio ambiente se ha deteriorado. El gobierno de Emmanuel Macron, por ejemplo, examina detenidamente las políticas de Brasil antes de ratificar el acuerdo de libre comercio UE-Mercosur. 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT