Actualidad

Nuevas protestas en Brasil para defender la educación y en contra de la reforma de jubilaciones de Bolsonaro

Publicado:
Las manifestaciones coinciden con otra marcha de mujeres indígenas que buscan denunciar "las políticas genocidas" del presidente.

Estudiantes, profesores, sindicatos y movimientos sociales salen una vez más este martes a las calles en más de 100 ciudades de Brasil para protestar contra los recortes en educación y la reforma de las jubilaciones del Gobierno del presidente, Jair Bolsonaro. 

"Nuestras universidades piden socorro y nuestra lucha organizada puede dar resultados", destacó Iago Montalvão, presidente de la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), una de las entidades que convocó las protestas, quien aseguró que "el dinero de las universidades sigue bloqueado".

Se trata de la tercera movilización a nivel nacional por la educación en lo que va de año. Las dos anteriores fueron en mayo, después de que el Ejecutivo anunciase el "congelamientos" de un 30% del presupuesto destinado a las universidades públicas.

El miércoles pasado, el Ministerio de Educación (MEC) bloqueó 338,4 millones de reales (unos 84 millones dólares), que tenían que ser destinados a las producción, adquisición y distribución de libros y materiales didácticos y pedagógicos. La cantidad forma parte de los 1.443 millones de reales (unos 384,8 millones de dólares) de recorte presupuestario anunciado en julio por el Gobierno. 

Con la etiqueta en las redes #Tsunami13Agosto, los estudiantes también rechazan el programa 'Future-se', lanzado recientemente por el MEC para atraer incentivo privado a las universidades federales. Los manifestantes ven en esta iniciativa un riesgo de privatizar las universidades públicas

"'Future-se' es un proyecto propuesto sin el debido diálogo con la comunidad académica y con propuestas con las que no estamos de acuerdo. Esto inflama todavía más esta movilización", comentó Montalvão.

Reforma de jubilaciones

La reforma de las jubilaciones es otra de las principales causas de la protestas. La semana pasada fue aprobada por la Cámara de Diputados y ahora tiene que ser analizada y validada por el Senado

La polémica propuesta establece una edad mínima de jubilación de 62 años para las mujeres y de 65 años para los hombres, con un mínimo de contribución de 30 y 35 años, respectivamente. Actualmente, en el sector privado las mujeres pueden jubilarse con 30 años de cotización y los hombres con 35, independientemente de su edad. 

"Es un día para salir a la calle en defensa de la educación y del sistema de jubilaciones, porque la propuesta de reforma desafortunada dificulta el derecho a la jubilación", afirma en un comunicado la Central Única de los Trabajadores (CUT). 

La CUT denuncia que "la reforma elimina los derechos a las personas mayores, con dificultados y a los trabajadores rurales". "Esta reforma es una perversidad que no debería estar sucediendo en el siglo XXI", agregan.

Mujeres indígenas

Estas protestas coinciden con la celebración en Brasilia de la primera marcha de mujeres indígenas contra las políticas "genocidas" de Bolsonaro. Bajo el lema "Territorio: nuestro cuerpo, nuestro espíritu", el objetivo también es dar visibilidad a las mujeres indígenas.

El miércoles, esta movilización se unirá a la marcha de las "Margaridas", celebrada cada cuatro años, y que juntará a miles de mujeres de todo el país. 

Primeira vez na história mulheres Indígenas reunidas pelos seus direitos em Brasília. #marchadasmulheresindígenas #primeiramarchadasmulheresindigenas Fotos: @leo.otero

Publicado por APIB - Articulação dos Povos Indígenas do Brasil en Martes, 13 de agosto de 2019

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT