Actualidad

El Porsche creado en la Alemania nazi se quedó sin dueño debido a un extraño error del subastador

Publicado:
Por causa de un confuso malentendido, el último ejemplar del célebre Porsche Type 64 no pudo ser vendido.
El Porsche creado en la Alemania nazi se quedó sin dueño debido a un extraño error del subastador

Un automóvil modelo Type 64, creado personalmente por el legendario ingeniero Ferdinand Porsche, se quedó finalmente 'frío' en la subasta realizada durante la Semana de Automóviles de Monterey en California, debido a un simple error de los organizadores.

Se esperaba que el Porsche 1939 Type 64, último ejemplar de los tres carros desarrollados en la Alemania nazi para un 'rally' desde Berlín a Roma, se vendería por un precio mínimo de 20 millones de dólares en la casa de subastas RM Sotheby's, reporta Bloomberg.

Aunque la carrera en cuestión nunca se llevó a cabo, el vehículo, conocido como el eslabón perdido entre Porsche y Volkswagen, se convertiría al poco en uno de los carros más exclusivos del mundo. Diseñado sobre la base del Volkswagen Escarabajo, se convirtió en el bosquejo del Porsche 356, que luego sería el primer modelo de producción en serie de la afamada marca.

El encargado de la subasta, Maarten Ten Holder, de origen holandés, abrió la puja con 13 millones de dólares, pero inexplicablemente las pantallas mostraron en su lugar 30 millones, causando desconcierto y sorpresa entre el público. El error, al parecer, se debió a una confusión entre las cifras 13 y 30, que en inglés tienen una pronunciación muy similar ('thirteen' y 'thirty').

En un video, grabado por uno de los presentes, se puede ver que el problema continuó hasta el momento en que el subastador se percató de que la pantalla anunciaba 70 millones en lugar de 17, tras lo cual pidió que se corrigiera el error. Tras ese incidente, las ofertas cesaron y el Porsche, único en su clase, se quedó sin ser vendido.

Las reacciones no se hicieron esperar: con abucheos y risas, los coleccionistas y el público en general hicieron notar su decepción. Según Bloomberg, nadie supo realmente si lo ocurrido había sido un sorprendente error de una de las casas de subastas más prestigiosas o un extraño intento de broma para generar más entusiasmo. De cualquier manera, no sentó bien en la audiencia.

El carro, descrito como el predecesor de todos los Porsche, fue construido en 1939 por Volkswagen y usado por el mismo Ferdinand Porsche. Ahora, tras este error, sigue exhibiendo su tapicería original en la página web de RM Sotheby's, donde aún se encuentra disponible y en espera de ser comprado.

RT