Actualidad

Custodios de un supermercado en Buenos Aires provocan la muerte de un anciano que robó para comer

Publicado:
El hombre de 70 años, que padecía demencia senil, se había llevado una botella de aceite, queso y chocolate. Vecinos han convocado a protestas.
Custodios de un supermercado en Buenos Aires provocan la muerte de un anciano que robó para comer

El pasado viernes, dos custodios de un supermercado en Buenos Aires le provocaron la muerte a un anciano que había sustraído sin pagar algunos productos para comer. 

Los agentes de seguridad del supermercado Coto, ubicado en el barrio de San Telmo, interceptaron al señor Vicente Ferrer, de 70 años, cuando iba a una cuadra del establecimiento y le propinaron una golpiza que le provocó un infarto. Dos ambulancias llegaron para intentar reanimar al anciano, pero ya había fallecido. 

Ferrer había pasado varios días sin comer, por lo que fue al supermercado de la capital y robó una botella de aceite, queso y chocolate, reportan medios locales

Según testimonios recogidos por Página 12, a Ferrer lo golpearon brutalmente cuando ya estaba tirado y no ofrecía resistencia alguna. Los dos custodios fueron arrestados, acusados por el delito de homicidio.

La única hija de Vicente Ferrer se trasladó desde Alemania al enterarse del asesinato. El portal Nueva Ciudad reportó que el martes le fueron entregados los restos de su padre. 

Conmoción

El caso de Ferrer causó mucha conmoción en la capital argentina. Este miércoles, vecinos anunciaron una protesta para el día jueves a las 20:00 horas (tiempo local), en repudio por el asesinato del anciano. 

"Convocamos a todos los vecinos y vecinas a exigir justicia por el crimen de Vicente y denunciar el abuso de autoridad", se lee en la convocatoria a la protesta, que tendrá lugar en la entrada del supermercado Coto. 

En redes sociales, algunas personas también llamaron a hacer un boicot a la cadena de supermercado Coto. 

Medios locales apuntan que el caso ocurrió el viernes pasado, pero se conoció apenas hoy, el mismo día en que fue liberado un policía acusado de provocarle la muerte a Jorge Gómez, de 41 años, tras darle una patada en el pecho y hacer que se golpeara la cabeza con el asfalto. El uniformado argumentó que había procedido con violencia porque el hombre supuestamente tenía un cuchillo.

Según fuentes judiciales, el efectivo, de nombre Esteban Ramírez, está en libertad bajo caución juratoria. La ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, defendió la acción del policía que mató al transeúnte porque, a su juicio, el uniformado "estaba protegiendo a los ciudadanos de una persona que estaba en una situación amenazante". 

RT