Actualidad

Un operativo policial deja cuatro muertos y tres heridos en una favela de Río de Janeiro

Publicado:
La Policía Militarizada confirmó el número de víctimas en la comunidad de Jacarezinho, territorio intervenido por las fuerzas de seguridad y en donde viven más de 60.000 personas.
Un operativo policial deja cuatro muertos y tres heridos en una favela de Río de Janeiro

Cuatro personas murieron y tres resultaron heridas este lunes, luego de que la Policía Militar de Río de Janeiro, Brasil, realizara un operativo en la favela de Jacarezinho, comunidad ubicada al norte de la ciudad.

Según precisa O Globo, los tiroteos comenzaron a plena luz del día, alrededor de las 12:30 (hora local), cuando se reporta gran circulación de personas en las calles de la comunidad.

La acción policial dejó un saldo de cuatro muertos, cuyas identidades aún no han sido reveladas. Durante el operativo también fue incautada una maleta con drogas y armas en una vivienda cercana a la entrada de la favela.

"Parte del cargamento estaba escondido entre dos paredes, en la división entre dos casas, y algunas colocadas debajo del soporte del tanque de agua en la losa. Confiscamos piezas de rifles, cargadores, cocaína, tabletas de cannabis y marihuana envasada", aseguró a ese mismo medio un militar perteneciente al grupo táctico conocido como Batallón de Operaciones Especiales (BOPE), que no quiso revelar su identidad.

Las acciones militares en las favelas de Río de Janeiro están avaladas por el Gobernador del distrito, Wilson Witzel, quien llegó al poder en 2018 y, desde entonces, ha endurecido las políticas de seguridad contra los grupos delictivos. 

Policía golpea a un detenido 

Este lunes, la cadena de televisión local TV Globo captó el momento en que un integrante del Batallón de Choque (BPC) daba un golpe a un detenido en la misma comunidad de Jacarezinho. 

Las imágenes se viralizaron rápidamente en las redes sociales y apuntaban a denunciar las maniobras con que la Policía realiza sus intervenciones en los territorios periféricos de Río. En consecuencia, desde la misma fuerza de seguridad confirmaron que "detuvieron" al efectivo que propinó el golpe y que fue puesto "a disposición del comandante del BPC".

Según el Fórum Brasileño de Seguridad Pública (FBSP), 11 de cada 100 muertes violentas intencionadas en 2018 fueron a manos de la Policía. Hubo 343 policías asesinados (un 75% fuera de servicio), mientras que 6.220 personas fallecieron en acciones policiales.

El número de homicidios se redujo el año pasado un 10 % hasta alcanzar los 57.341 asesinatos, frente a los 64.021 en 2017.

RT