Actualidad

'Maduro, recoge tu basura, fuera venecos': qué hay detrás de la xenofobia contra venezolanos en Perú

Publicado:
Una serie de videos han registrado actos de discriminación en contra de los migrantes venezolanos que se han desplazado a Perú en busca de oportunidades.
'Maduro, recoge tu basura, fuera venecos': qué hay detrás de la xenofobia contra venezolanos en Perú

El debate sobre la dimensión real de la xenofobia contra los migrantes de Venezuela en Perú ha vuelto a abrirse tras la difusión de encendidos discursos de figuras políticas peruanas, manifestaciones antivenezolanas y testimonios de los afectados. 

'Maduro, recoge tu basura. Fuera venecos' fue la consigna de una protesta nocturna contra la inseguridad —atribuida a los venezolanos a través de informaciones falsas—, en Tacna, una ciudad en sur de Perú. Los manifestantes, convocados por Facebook, portaban carteles con leyendas como 'La casa se respeta'.

Tras la difusión de videos con agresiones, los gobiernos de ambos países se manifestaron a través de comunicados de sus cancillerías. Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, calificó la protesta como "neofascista" y responsabilizó a la "oligarquía peruana" de promover esos actos y al mandatario de ese país, Martín Vizcarra, de tolerarlos. 

"Malos o buenos tienen que salir"

Las palabras de la congresista Esther Saavedra, del opositor partido fujimorista Fuerza Popular, forman parte del discurso de un sector de la población peruana que rechaza principalmente a los migrantes del país suramericano.

"Venezolanos, malos o buenos, tienen que salir de Perú", afirmó durante un discurso en el Congreso el pasado lunes.

La parlamentaria del partido derechista pidió más presencia del Ejército y de la Policía para "cerrar la frontera" y así impedir la entrada de los migrantes.

"Un millón de inmigrantes, entre legales e ilegales, entre trabajadores y bandidos delincuentes, tienen que comer, tienen que dormir, vienen a quitarle el trabajo a nuestros peruanos", arengó.

Este discurso, previo a la crisis institucional que llevó a la disolución del Congreso por parte del presidente Vizcarra, ocurre en un contexto marcado por actos de xenofobia, denuncias de explotación laboral y testimonios audiovisuales de abuso policial que han sido recogidos por los medios de comunicación.

Agresiones contra venezolanos

Días atrás, el video donde Oriana Rosa Pérez, una mujer venezolana, le suplica a unos serenos (ayudantes de la Policía) de Bambamarca, provincia de Cajamarca, que la dejen de golpear recorrió las redes sociales y causó indignación.

La joven de 20 años, según relató a Reporteros Cajamarca, mostró sus hematomas y afirmó que fue agredida en la madrugada por unos uniformados que le decían que regresara a su país porque no tenía nada que hacer en Perú.

En otro registro, un grupo de niños de educación preescolar le dice a una mujer que su maestra les enseñó que los venezolanos "matan" y "roban".

En las redes también circulan imágenes de vendedores ambulantes venezolanos que son abordados por uniformados que les botan o decomisan la mercancía.

De igual manera, hay grabaciones que recogieron acciones de uso desproporcionado de la fuerza en contra de los comerciantes informales.

Estas agresiones ocurridas tienen como cortina de fondo las cifras arrojadas en un reciente informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), donde se afirma que 62 % de venezolanos en Perú se han sentido discriminados.

¿Todos son delincuentes?

Desde hace por lo menos tres de años, se han incrementado las informaciones publicadas en medios peruanos donde se involucra a venezolanos con actividades delictivas.

En los medios peruanos circulan informaciones que responsabilizan a los migrantes de la criminalidad en ese país. Un ejemplo de este tipo de trabajos fue publicado en El Comercio con el título 'Los delincuentes venezolanos normalizaron la violencia y la insensibilidad', texto que hace una "radiografía de criminal" de ese país.

Algunos expertos en seguridad consideran que los medios están generando una suerte de "miedo colectivo" y de xenofobia que ha maximizado el tema, si se toman en cuenta los datos divulgados por Policía peruana.

Un estudio llamado 'Impacto de la migración de extranjeros en la incidencia de la criminalidad en el Perú' arrojó que desde 2016 hasta mayo de 2019, los venezolanos estuvieron involucrados en 5.767 denuncias por delitos.

De 2016 a 2018 hubo un total de 941.788 denuncias por delitos en Perú, según el anuario estadístico de la Policía de ese país, por lo que el porcentaje de venezolanos relacionados con acciones delictivas corresponde a 0,61 %, sin tomar en cuenta 2019.

¿Cuántos venezolanos hay en Perú?

La Superintendencia Nacional de Migraciones calcula que hay 866.080 venezolanos. De esta cifra, unos 466.956 poseen permiso de estancia y residencia y 287.114 habrían solicitado la condición de refugiados entre 2014 y 2018, según datos de la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela.

Caracas ha cuestionado las cifras presentadas por algunos gobiernos de la región sobre los migrantes, que se agrupan en el Grupo de Lima, conformado por cancilleres que desconocen al presidente Maduro y a las instituciones de ese país. 

ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) sitúan en cuatro millones el número de venezolanos que han salido del país suramericano, lo que según el organismo, ocasiona que sea el "grupo de poblaciones desplazadas más grandes del mundo".

Al respecto, el mandatario venezolano ha señalado al ACNUR de estar "mintiendo con las cifras". "Ya van por cuatro millones, el año que viene ya irán por 10 millones", expresó hace una semana en una rueda de prensa con medios internacionales.

El financiamiento

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), perteneciente al Departamento de Estado de EE.UU., ha entregado casi 30 millones de dólares para atender las "necesidades humanitarias en estrecha coordinación con gobiernos anfitriones, gobiernos donantes, ONG y contrapartes de la ONU", recoge su página.

La mayor cantidad de recursos ha sido aportada por la Fundación para el Desarrollo Panamericano (PADF), creada por el Departamento de Estado y perteneciente a la Organización de Estados Americanos (OEA), seguida por ACNUR y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o Unicef (UNICEF, por sus siglas en inglés). 

Maduro ha afirmado en reiteradas oportunidades que Washington "chantajea" a mandatarios de otros países para que apoyen su "política de agresión contra Venezuela" y amenaza con retirarles la ayuda económica y los créditos "si no apoyan su política de agresión contra Venezuela".

Una "enfermedad contagiosa"

El presidente suramericano lamentó en una rueda de prensa que "humillen" a sus connancionales "en un país que ha sido liberado por la espada de un venezolano, la del Libertador Simón Bolívar".

Responsabilizó a la derecha peruana y de su país de "promover la xenofobia y las agresiones". "Que en Perú haya un llamado público a una marcha me recordó mucho a la hordas hitlerianas, yo diría que son la hordas neofascistas", aseguró.

Durante su discurso, el jefe de Estado rechazó unas afirmaciones hechas en 2017 por el exdiputado opositor y comisionado de Guaidó para las relaciones exteriores, Julio Borges, quien dijo que su país era "el foco de la inestabilidad en el mundo, de todo lo que significa la degradación social que puede ser una enfermedad contagiosa en América Latina".

"¿De dónde viene esto?", se preguntó Maduro, "¿quién llamó a los migrantes venezolanos una plaga?", con referencia a las aseveraciones del prófugo de la Justicia venezolana. 

El Plan Vuelta a la Patria

Caracas ha puesto en marcha un programa para repatriar a los venezolanos que se encuentran en algunos países de América Latina a los que se han desplazado en busca de mejores condiciones de vida en medio de una aguda crisis económica.

Esta iniciativa surgió ante la petición de algunos migrantes de regresar debido a que las condiciones en el lugar receptor eran duras: maltrato laboral, explotación, hacinamiento en sus sitios de vivienda, desempleo, discriminación, entre otras razones.

Hasta el momento, han retornado 15.000 venezolanos. Solo de Perú, la cifra corresponde a 3.491 personas.

El pasado sábado, Venezuela denunció que Perú había impedido la salida de 180 personas debido a que le negaba el combustible a la aeronave que las retornaría a su país, por temor a ser sancionados por EE.UU. Finalmente, consiguieron llegar el pasado miércoles.

Ante el escaso número de aeronaves con el que cuenta este plan, el mandatario aseveró que solicitará al secretario de la ONU, António Guterres, a la alta comisionada de ese organismo para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y al ACNUR unos 200 millones de dólares para llevar de regreso a las 100.000 personas que se encuentran registradas en listas de las embajadas de un grupo de países región, según datos oficiales.

¿Qué ha dicho los gobiernos?

El Gobierno peruano, a través de un comunicado, ha rechazado "las acusaciones infundadas sobre actos de xenofobia supuestamente ejecutados o tolerados por el Estado peruano" y responsabilizó a Maduro "de la catástrofe humanitaria en Venezuela".

Por su parte, Caracas emitió un documento donde denunció a Lima "por violar e incumplir sus responsabilidades internacionales al promover y permitir actos de segregación y xenofobia" y afirmó que estas acciones son "instigadas" por "varios gobiernos racistas de la región, en componenda con la oposición golpista venezolana".

Situación en Venezuela

Venezuela atraviesa una crisis económica que se ha agudizado con el bloqueo financiero impuesto por EE.UU. como medida de presión para que Maduro deje el cargo.

En el país suramericano, el acceso a alimentos y medicinas para la población más vulnerable se ha dificultado debido a la imposibilidad del Estado de realizar su importación, ante la congelación de sus cuentas en el exterior.

Si bien el Gobierno ha reforzado sus planes sociales dirigidos a millones de personas para mitigar los efectos de la crisis, un análisis realizado por los economistas Mark Weisbrot y Jeffrey Sachs estima que las sanciones causaron la muerte de unas 40.000 personas entre 2017 y 2018 debido a la carencia de medicinas y alimentos.

Nathali Gómez

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT