Actualidad

Un perro espera por un mes a su amo en el mismo sitio donde este se suicidó

Publicado:
Facundo Brusco, de 27 años, decidió terminar con su vida arrojádose a las vías del tren. Allí, durante 30 días, 'Toto', humilde can callejero, aguardó por su regreso.
Un perro espera por un mes a su amo en el mismo sitio donde este se suicidó

Una conmovedora historia se hizo viral en Argentina este martes: la de un perro de nombre 'Toto' que aguardó durante un mes por el regreso de su dueño, Facundo Brusco, en las vías del tren, sitio donde el joven de 27 años se suicidó tras padecer una larga depresión. 

La peculiar escena, según indican medios locales, tuvo su primer momento el pasado 14 de agosto, cuando vecinos de la ciudad de Esteban Echeverría —en la provincia de Buenos Aires— se percataron de la presencia de un perro callejero que, a partir de ese día, llegaba a la estación de tren y deambulaba de manera solitaria por un costado de las vías. 

La indagación sobre el can y su posible dueño llevó a revelar el misterio: pertenecía a Facundo Brusco, un joven de 27 años que aquel dia decidió terminar con su vida arrojándose a las vías del ferrocarril, luego de luchar contra una feroz depresión. Desde entonces, 'Toto' esperaba allí por su regreso. 

Al parecer, el joven estaba empleado en una tienda de mascotas de esa localidad y el perro se acercaba todos los días hasta el local, para jugar con él y recibir alimentos. La amistad entre ambos llevó a que cada atarceder, tras finalizar la jornada laboral, 'Toto' acompañaba a Facundo hasta la estación de trenes. 

Al entender lo ocurrido, los vecinos del sitio le armaron al cachorro una humilde 'casa' al costado de las vías, con retazos de cartón y bolsas plásticas. Luego, gracias a la intervención de un grupo rescatista de animales, llamado 'Patitas Glew', colaboraron para asistirlo y llevarlo a un veterinario. Entretanto, algunos publicaron notas y comentarios en las redes sociales, con la esperanza de encontrarle un nuevo hogar.

La historia, lejos de terminar allí, tuvo un inesperado desenlace. Por pura casualidad, la madre del joven fallecido, Karina, llegó a una de esas publicaciones y se enteró que la conmovedora circunstancia: "Cuando leí toda la historia me di cuenta de que ese perro era el mismo del cual Facu me había hablado", dijo a los medios locales. Finalmente, fue ella quien terminó adoptando al perro que, por estos días, ya se encuentra en su casa. 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT