Actualidad

Otra empresa tecnológica anuncia su salida de Venezuela en acato a las sanciones de EE.UU.

Publicado:
Oracle, una compañía informática establecida en California, ha enviado una carta a sus afiliados para informarles de su decisión de retirar servicios.
Otra empresa tecnológica anuncia su salida de Venezuela en acato a las sanciones de EE.UU.

La empresa informática estadounidense Oracle Corporation manifestó en una comunicación a sus socios venezolanos que cesará de prestar servicios en el país suramericano, en acato a la orden ejecutiva firmada por el presidente estadounidense Donald Trump, que prohíbe las transacciones con Caracas.

La información fue difundida en la página web de Bleeping Computer donde se adjunta una carta escrita por Márcio Silveira, primer vicepresidente, asesor general regional y jefe de la Oficina Regional de Cumplimiento y Ética de Oracle, quien asevera que la empresa debe "llevar a cabo un cierre ordenado de su negocio en Venezuela".

La mencionada compañía, con sede en California, es un proveedor de hardware y software de base de datos, utilizado principalmente por plataformas bancarias, redes de almacenamiento de datos de instituciones financieras, educativas y de telefonía.

Hasta ahora, ni la página de Oracle para Venezuela ni su cuenta de Twitter ha publicado alguna información la respecto.

¿Qué dice la carta?

En el texto firmado por Silveira, se asegura que como Oracle es una empresa estadounidense tiene la obligación legal de "cumplir con esta orden ejecutiva 13884", por lo que procederá a "rescindir los contratos" y evitará "entablar algún negocio con clientes existentes o nuevos".

Según esta instrucción, no puede venderse "ningún servicio, producto, hardware o software de Oracle a ningún cliente nuevo ni participar en ningún negocio nuevo con clientes existentes".

Con relación a las "obligaciones legales" con los clientes actuales, la empresa afirma que está "evaluando los requisitos e impactos de las leyes y regulaciones de los EE.UU. para cada caso".

Este es el segundo anuncio de este tipo que hace una transnacional en esta semana. El pasado lunes, la empresa de software estadounidense Adobe Inc informó que prestaría servicios en el país suramericano hasta el 28 de octubre, en cumplimiento de las sanciones unilaterales de Washington contra Venezuela.

Los alcances de la orden 13884

Según la orden ejecutiva 13884, están bloqueado todos los bienes e intereses de Venezuela en EE.UU. y "no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados o de otro modo tramitados".

De igual forma, aunque se prohíbe "asistir materialmente, patrocinar, otorgar material financiero, o soporte tecnológico" a los venezolanos incluidos en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por su siglas en inglés) por sus "vínculos" con el Gobierno venezolano, la medida de estas dos empresas incluye a particulares y compañías que no han sido sancionadas o que no tienen relación con el Estado.

Hasta ahora, según el canciller venezolano, Jorge Arreaza, el bloqueo de Washington le ha costado a Venezuela unos 30.000 millones de dólares.

Reacciones

Este nuevo anuncio ha generado reacciones de rechazo en redes de quienes alertan sobre el alcance de las medidas punitivas, más allá de las cien autoridades regionales, de los poderes públicos y del Gobierno que ya han sido sancionadas.

Por otro lado, usuarios y expertos en temas tecnológicos han alertado sobre las medidas urgentes que debe retomar el Estado para migrar sus plataformas tecnológicas a software no privativo, como ya se había establecido a través de un decreto durante la presidencia del fallecido presidente Hugo Chávez y de la Ley de Infogobierno, aprobada en 2013. 

RT