Actualidad

Fuerte viento y un fallo técnico causan el siniestro de un dron de combate de la Fuerza Aérea de EE.UU.

Publicado:
El prototipo del XQ-58A Valkyrie sufrió daños al aterrizar, debido a problemas con el sistema de paracaídas de recuperación.
Fuerte viento y un fallo técnico causan el siniestro de un dron de combate de la Fuerza Aérea de EE.UU.

Un dron XQ-58A Valkyrie experimentó un mal funcionamiento al terminar su tercer vuelo de prueba en el campo de entrenamiento del Ejército estadounidense de Yuma Proving Ground, localizado en el estado de Arizona.

"Fuertes vientos en la superficie y un mal funcionamiento del sistema de recuperación de prueba provisional de vuelo del vehículo resultaron en un accidente", reza un comunicado publicado este jueves en el sitio web de la base de la Fuerza Aérea Wright-Patterson. Se indica que el ensayo se llevó a cabo el 9 de octubre.

En una declaración separada, el fabricante del dron, Kratos Defense & Security Solutions, con sede en California, reconoció que el aparato "había sufrido una anomalía que resultó en daños a la aeronave en el momento del aterrizaje".

Programa de bajo costo

El avión no tripulado XQ-58A Valkyrie forma parte de una iniciativa de tecnología aérea de bajo costo con la que el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de EE.UU. (AFRL, por sus siglas en inglés) busca crear un dron de combate asequible, según los estándares del Pentágono, que pueda llevar a cabo misiones unidireccionales.

El XQ-58A Valkyrie no está diseñado para aterrizar en pista, sino que utiliza un sistema de paracaídas de recuperación, un método que se remonta a la década de 1970.

El prototipo de este vehículo aéreo no tripulado subsónico de largo alcance realizó su vuelo inaugural el 5 de marzo de 2019 en el campo de pruebas de Yuma Proving Grounds (Arizona).

Según los informes, Kratos recibió 7 millones de dólares de la Fuerza Aérea de EE.UU. en el 2016 para el desarrollo del XQ-58A Valkyrie, una cantidad más que modesta en comparación con otros contratos del Pentágono como, por ejemplo, el caza F-35, que podría terminar costando a los contribuyentes casi un billón de dólares.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT