Actualidad

Canciller venezolano acusa a Colombia de tratar de "evadir todas sus tragedias internas" con señalamientos a Caracas

Publicado:
Las declaraciones se producen después de que el jefe de la diplomacia colombiana asegurara que el Gobierno de Nicolás Maduro busca "infiltrar" la protesta social en su país.
Canciller venezolano acusa a Colombia de tratar de "evadir todas sus tragedias internas" con señalamientos a Caracas

El gobierno de Venezuela rechazó este lunes las acusaciones esgrimidas por el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, quien aseguró que Bogotá actuará con el "peso legítimo de la ley" contra "venezolanos violentos que infiltren la protesta social pacífica".

"Más que una obsesión, se trata de una ridiculez. El presidente Iván Duque y el Canciller Holmes han pulverizado la política exterior de Colombia. Tratan de evadir todas sus tragedias internas acusando a Venezuela", respondió el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza.

Holmes Trujillo aseguró, además, que la ley colombiana frenará los supuestos "intentos desestabilizadores en varios países", que a juicio de Bogotá son promovidos por Maduro, a quien tildan de "dictador". El canciller también amenazó con presentar estas denuncias ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el TIAR, instancias de las que Caracas ya no es parte.

Los señalamientos de Bogotá contra Venezuela se dan en medio de una serie de encendidas protestas estudiantiles, que exigen al gobierno de Duque mayores recursos para la educación pública. Estas manifestaciones han sido fuertemente reprimidas por las fuerzas de orden público.

Asimismo, estas declaraciones surgen días después de que el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, señalara al exmandatario Rafael Correa y al jefe del Estado venezolano, Nicolás Maduro, como "los culpables de la crisis actual que se vive en Ecuador" y de financiar la protesta social en ese país.

En el contexto de esas acusaciones, la semana pasada 17 venezolanos fueron detenidos en el aeropuerto de Quito y acusados ​​por la ministra de Gobierno, María Paula Romo, de manejar "información de la agenda presidencial". No obstante, todos los detenidos quedaron en libertad porque simplemente eran taxistas de Uber y Cabify, que tenían ninguna vinculación con las protestas o supuestos planes conspirativos.

RT