Actualidad

La ONU finaliza su misión de paz en Haití con "ganancias frágiles" en medio de una profunda crisis política y social

Publicado:
El organismo internacional cierra sus operaciones con la promesa de iniciar una nueva "misión política especial".
La ONU finaliza su misión de paz en Haití con "ganancias frágiles" en medio de una profunda crisis política y social

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha dado por finalizada este martes su misión de paz en Haití luego de 15 años, aunque afirmó que continuará dando apoyo al país caribeño, sumido en una brutal crisis social y económica. 

Según anunció el secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, ante el Consejo de Seguridad, la misión "cierra la página del mantenimiento de la paz", para dar lugar a una nueva tarea de apoyo desde la Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Haití (BINUH), que apunta especialmente a los conflictos políticos que sacuden a la nación. 

En medio de masivas protestas en las calles de la capital, Puerto Príncipe, el Gobierno del presidente Jovenel Moise aumentó el uso de la violencia estatal contra los manifestantes, quienes exigen su renuncia.

Los datos preliminares de la Misión de las Naciones Unidas para el Apoyo a la Justicia en Haití (MINUJUSTH) contabilizaron al menos 30 muertes entre el 15 de septiembre y el 9 de octubre, la mitad de ellas a manos de agentes de policía.

Sin embargo, el organismo destacó los "avances" logrados desde la apertura, en 2004, de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), reemplazada en 2017 por la ahora finalizada MINUJUSTH. Según la ONU, gracias al apoyo brindado por el programa a la Policía Nacional, se redujo casi a la mitad la tasa de homicidios en los últimos 15 años.

"Problemas políticos sistémicos"

Más allá de los "logros", la organización considera que Haití sigue necesitando el apoyo de la comunidad internacional y de las Naciones Unidas, a fin de "encontrar más soluciones políticas a los problemas políticos sistémicos", señaló Lowcock. 

Por su parte, el secretario general adjunto de Operaciones de Paz, Jean Pierre Lacroix, reconoció que "el contexto actual no es ideal para el fin de quince años (de operaciones)", aunque auguró que el inicio de la misión política marcará "una renovación del compromiso de la ONU con la estabilidad y la prosperidad" del país.

Para Lacroix, los progresos realizados en Haití en los últimos 15 años "son reales, pero las ganancias aún son frágiles"

Haití atraviesa la quinta semana seguida de protestas. Miles de ciudadanos salen a las calles diariamente a manifestar contra la escasez de combustible, la miseria y la corrupción, y para pedir la dimisión del presidente.

RT