Actualidad

Abogados del 'Chapo' Guzmán agradecen a López Obrador la liberación del hijo del capo

Publicado:
La defensa del exlíder del Cártel de Sinaloa aseguró este viernes que Ovidio Guzmán "está en un lugar seguro", sin precisar en dónde.
Abogados del 'Chapo' Guzmán agradecen a López Obrador la liberación del hijo del capo

Los abogados de la familia de Joaquín 'el Chapo' Guzmán Loera agradecieron este viernes al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la puesta en libertad de uno de los hijos del capo, Ovidio Guzmán López, quien fue detenido por las autoridades la tarde del jueves y horas después fue liberado, en medio de la violenta respuesta de grupos armados que paralizaron la ciudad de Culiacán, en el estado de Sinaloa. 

En una conferencia de prensa realizada el viernes en el Club de Periodistas de Ciudad de México, los abogados José Luis Gómez y Juan Pablo Badillo, en representación de la familia Guzmán, agradecieron que el Gobierno mexicano interrogó "sin tortura" y posteriormente liberó a Ovidio Guzmán. 

"El mensaje de la familia, y de la propia madre del 'Chapo', María Consuelo, y (la mamá) de Ovidio, Griselda López, es de agradecimiento al presidente de la República, López Obrador, a su equipo de seguridad nacional, [estamos] muy agradecidos toda la familia", dijo José Luis Gómez a medios locales, tras asegurar que actualmente el hijo del exlíder del Cártel de Sinaloa "está en un lugar seguro". 

Sometido a interrogatorio

"Tenemos un presidente humano, cristiano, que finalmente no tomó la decisión de causarle daño a Ovidio, uno de los hijos del 'Chapo'", dijo el defensor Gómez, agregando que no hubo abuso de autoridad por parte de las Fuerzas Armadas. 

De acuerdo con la versión de la defensa de la familia del 'Chapo' Guzmán, Ovidio fue sometido a "un interrogatorio profundo" por parte de las autoridades mexicanas, y al no encontrar delitos para apresarlo, fue liberado tras pasar cinco horas retenido. 

Según relató la defensa de la familia del capo mexicano, Ovidio "fue puesto en libertad" y "se reportó con su familia" cerca de las 20:30 horas. 

Versiones confusas

En la tarde y noche del jueves, el país latinoamericano se consternó por la violencia desatada en Culiacán, una ciudad de 800.000 habitantes ubicada en el estado de Sinaloa. Al terror de la violencia en las calles, con habitantes atrapados en medio de balaceras que corrían a resguardarse, la información oficial fluía a cuentagotas y era confusa. 

Según la primera versión oficial, difundida la noche del jueves por el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, a las 15:30 horas (tiempo local), 30 elementos de la Guardia Nacional y la Sedena realizaban un patrullaje en el fraccionamiento de Tres Ríos, cuando fueron atacados desde una casa.

"El personal repelió la agresión y tomó control de la vivienda (...) Durante dicha detención, se identificó a uno de ellos como Ovidio Guzmán", informó el secretario.

Durazo informó que la detención de Ovidio Guzmán provocó que varios grupos de la delincuencia organizada, con una "fuerza mayor a la de la patrulla", rodearan la residencia en donde había sido detenido el hijo del capo mexicano e hicieran frente a las Fuerzas Armadas. Después, indicó que se habían suspendido las operaciones, sin ofrecer mayores detalles.

En declaraciones a Reuters, Durazo finalmente admitió que el Gobierno mexicano procedió a liberar a Ovidio Guzmán "para evitar más violencia", como la registrada en las calles de Culiacán, en donde grupos armados con armas de alto calibre se enfrentaron con las Fuerzas Armadas, provocando el terror para la población local. Durante esta jornada violenta, cuarenta y nueve reos se fugaron del penal de Aguaruto, según información de la Secretaría de Seguridad Pública estatal.  

"Se tomó la decisión de retirarse de la casa, sin Guzmán, para tratar de evitar más violencia en el área y preservar la vida de nuestro personal y recuperar la calma en la ciudad", dijo Durazo.

Este viernes, durante su tradicional conferencia matutina, López Obrador confirmó su aval en la liberación de Ovidio por parte de las Fuerzas Armadas con el objetivo de "proteger la vida de las personas". 

"Le dieron seguimiento al problema y tomaron decisiones que yo respaldo, que yo avalo, porque se tornó muy difícil la situación y estaban en riesgo muchos ciudadanos, muchas personas, muchos seres humanos. Y se decidió proteger la vida de las personas y yo estuve de acuerdo con eso, porque no se trata de masacres", dijo López Obrador desde la ciudad de Oaxaca. 

Orden de extradición

Contrario a la versión de Durazo, que refirió que se había tratado de una operación de rutina, López Obrador admitió que el Gobierno contaba con una "orden de aprehensión provisional con fines de extradición", que había sido emitida por un juez federal.

Al ser cuestionado sobre si la orden de extradición del capo a EE.UU. había sido solicitada por el presidente Donald Trump, el mandatario mexicano evitó responder. 

Los abogados de la familia Guzmán dijeron este viernes que las autoridades no contaban con el "documento a la mano para poder ejecutar cualquier acto de detención". 

El Gobierno de López Obrador recibió fuertes cuestionamientos por las acciones del jueves, ante lo que se vio como un mensaje de debilidad del Estado ante los grupos criminales. Sin embargo, el mandatario mexicano respondió: "no hay impunidad porque no hay contubernio entre delincuencia y autoridades".

No obstante, en medio de la crisis, se difundieron videos en redes sociales que mostraban a militares saludando tranquilamente a sicarios armados con armas de grueso calibre en el ejido Costa Rica. 

Este viernes, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, informó durante una conferencia de prensa realizada en Culiacán que tras los enfrentamientos del jueves hubo un saldo de ocho muertos: un civil, un agente de la Guardia Nacional, un interno del penal y cinco sicarios.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT