Actualidad

Cuatro muertos en Bangladés en unos altercados desatados por una publicación antiislámica en Facebook

Publicado:
Los manifestantes arrojaron ladrillos y piedras a los oficiales que intentaban contener las protestas. En un intento por dispersar a la muchedumbre, los agentes dispararon balas de gomas. Al menos 100 personas más resultaron heridas.
Cuatro muertos en Bangladés en unos altercados desatados por una publicación antiislámica en Facebook

La publicación de un joven en su cuenta de Facebook insultando al profeta de la religión musulmana, Mahoma, provocó una multitudinaria protesta este domingo en las calles de la ciudad de Borhanuddin (distrito de Bhola, Bangladés) para exigir justicia a las autoridades. Al menos cuatro personas perdieron la vida y 100 más resultaron heridas, informa The Daily Star.

Luego de que la entrada en la red social empezara a viralizarse el 18 de octubre, altos funcionarios de la Policía y del distrito decidieron reunirse con líderes religiosos de la región el sábado para tratar de calmar la situación y asegurarles que se estaban tomando medidas.

Al mismo tiempo, el usuario de Facebook involucrado presentó una queja ante las autoridades negando ser el autor del 'post' y alegando que su cuenta había sido 'hakeada' por piratas informáticos, quienes publicaron los insultos antiislámicos. De acuerdo con información policial, tres personas involucradas con el pirateo fueron detenidas.

Aunque la situación había sido controlada, este 20 de octubre una gran multitud se reunió en un campo cerca de una comisaría de Policía. Los manifestantes arrojaron ladrillos y piedras a los oficiales que intentaban contener las protestas, obligándolos a refugiarse en una habitación de una mezquita cercana. En un intento por dispersar a la muchedumbre que había derribado la rejilla del recinto, los agentes dispararon balas de goma. "Tuvimos que disparar, no teníamos opciones", aseguró un alto oficial.

Dos de los fallecidos en las acciones fueron identificados como Abu Raihan, de 14 años, y Md. Shahin, de 30 años. Tras los hechos, miembros de la Guardia Fronteriza de Bangladés fueron desplegados en la región para intentar mantener el orden y evitar situaciones similares.

RT