Actualidad

Los residuos de petróleo retirados en las costas de Brasil ya superan las 600 toneladas

Publicado:
Según el Grupo de Monitoreo y Evaluación, el óleo está esparcido en 2.250 kilómetros de costa.
Los residuos de petróleo retirados en las costas de Brasil ya superan las 600 toneladas

Más de 600 toneladas de residuos de petróleo han sido recogidos desde el pasado 2 de septiembre en las costas del norte de Brasil y esparcidos en 2.250 kilómetros, según las informaciones del Grupo de Monitoreo y Evaluación (GAA).

"El cálculo es muy relativo porque es un material que se recolecta junto con arena", explicó a la prensa Leonardo Puntel, comandante de Operaciones Navales de la Armada, quien añadió que las investigaciones sobre la procedencia el crudo continúan. 

"Lo que sabemos es que no es originario de Brasil. Nuestro óleo es fino y la densidad de este material es mayor. Sabemos que el derrame se originó en el Océano Atlántico", añadió. 

En un primer momento, las autoridades apuntaron a Venezuela como causante del problema, pero el país caribeño lo negó "categóricamente".

Animales afectados

Desde que comenzaron las primeras manchas hay más de 65  animales afectados. "Esto no significa que murieron", comentó el Director de Protección Ambiental del Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama), Olivaldi Azevedo. Por el momento, se han encontrado muertos a cinco pájaros, 18 tortugas, un pez y un réptil.

Los voluntarios, que trabajan en la limpieza de las costas, piden material para poder trabajar. Algunos incluso han utilizado la arena de las playas para escribir un mensaje con la palabra "ayuda", con el objetivo de que sea captado por los medios de prensa.

"Es esencial el uso de equipos de protección para evitar que los voluntarios se enfermen", dijo a los medios Clemente Coelho Junior, biólogo marino, que apuntó que de manera preventiva "se necesita utilizar un equipo de protección personal, especialmente una camisa de manga larga, guantes de silicona, botas y máscara".

Las manchas en las playas del nordeste ya han alcanzado a 78 ciudades de nueve estados: Alagoas, Bahia, Ceará, Marañao, Paraíba, Pernambuco, Piauí, Rio Grande del Norte y Sergipe.

Las autoridades advierten de que las manchas son tóxicas, por lo que la población debe evitar el contacto directo con este material, que puede provocar irritación en la piel y alergias. 

RT