Actualidad

La central sindical más importante de Argentina pide la beatificación de Eva Perón

Publicado:
La Confederación General del Trabajo, que reúne a muchos gremios locales, le hizo el pedido formal al arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires.
La central sindical más importante de Argentina pide la beatificación de Eva Perón

El Consejo Directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT), la central sindical más importante de Argentina, le hizo un pedido formal a la Iglesia para beatificar a María Eva Duarte, más conocida como Eva Perón por ser la esposa del reconocido político y general argentino.

Los máximos referentes de la organización gremial, Héctor Daer y Carlos Acuña, le entregaron una carta formal al arzobispo de la Arquidiócesis de Buenos Aires, Mario Poli, la cara más visible del Vaticano en el país sudamericano. El papa Francisco, de origen argentino, tiene un pasado de tendencia peronista, aunque todavía no se refirió a la iniciativa de la CGT. 

"El pontificado de Francisco puede alumbrar un camino, si estamos dispuestos a andar las huellas que dejaron nuestros mejores hombres y mujeres", dice el texto. Asimismo, se pide a la entidad religiosa que "acompañe el sentir popular y la coloque en los altares oficiales para la felicidad de los fieles y santos".

La idea de los gremialistas surgió a raíz del primer centenario del nacimiento de Eva, que se cumplió el 7 de mayo. En caso de llevarse adelante, la Iglesia reconocería su imagen como un ejemplo cristiano y autorizaría el culto a su figura en sus dependencias católicas.

La 'abanderada de los humildes'

'Evita', como era llamada por sus allegados y seguidores, es recordada por ser la 'abanderada de los humildes' en Argentina. Nació en Los Toldos, Provincia de Buenos Aires, en 1919, y falleció en 1952 debido a un cáncer de útero. 

En sus inicios, se destacó como actriz, desarrollándose en el radioteatro, hasta que en 1944 conoció al entonces secretario de Trabajo y Previsión, Juan Domingo Perón, se enamoró, y participó activamente en la campaña electoral de su marido, quien llegó a la Presidencia en 1946. En ese momento, Argentina estaba muy convulsionada, tenía enormes divisiones sociales y grandes brechas económicas.

Entre sus grandes logros, se le reconoce haber impulsado la ley para aprobar el voto femenino en 1947, lanzar el Partido Peronista Femenino y hacer incontables acciones sociales desde la Fundación Eva Perón: la construcción de hospitales, asilos y escuelas, el fomento de vacaciones y actividades deportivas, junto al otorgamiento de becas estudiantiles y los aportes para el acceso a la vivienda.   

En 1951 fue propuesta por el movimiento obrero como candidata a la Vicepresidencia, pero debió cancelar su candidatura por internas políticas. El año siguiente, falleció, y su imagen, junto a la de su esposo, siguió causando amor y odio en el país del Cono Sur. Entre las críticas más grandes, se destaca la obligatoriedad de leer en las escuelas el libro sobre Eva, 'La razón de mi vida', durante el peronismo. 

En 1955, bajo el Gobierno de facto de la autodenominada 'Revolución Libertadora', un grupo de marines entró al edificio de la CGT y robó el cadáver de 'Evita', que ya se había constituido como un icono de los sectores sociales trabajadores. A partir de ahí, surgieron varios mitos sobre su paradero, hasta que finalmente el cuerpo fue desenterrado de una tumba clandestina italiana y entregado a Perón en Madrid (España), en 1971.

En 1974, bajo el mandato de otra esposa del histórico general, María Estela Martínez de Perón, quien dirigió el Ejecutivo tras la muerte de su marido, se ordenó repatriar a Eva para ser enterrada en la quinta presidencial con un gran mausoleo.

Dos años después, comenzaba la última dictadura militar que proscribió al peronismo y desapareció forzosamente a miles de personas. Así, el Gobierno de derecha determinó trasladar a 'Evita' al cementerio de Recoleta, en la capital argentina, donde permanece hasta la actualidad. 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT