Actualidad

Los incendios en el Pantanal en Brasil ya han destruido una superficie que equivaldría a la ciudad de Río de Janeiro

Publicado:
El área afectada en el humedal más grande del mundo es de 122.000 hectáreas.

Los incendios en el Pantanal, en la región brasileña de Mato Grosso do Sul, han devastado ya 122.000 hectáreas en 10 días, señala la prensa local, que cita al Cuerpo de Bomberos. 

En los primeros tres días de noviembre hubo un total de 393 focos de incendios y se calcula una media de 405 en todo el mes, informó el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE). El área afectada en el Pantanal, el humedal más grande del mundo, equivaldría a la ciudad de Río de Janeiro

Los bomberos y miembros del Instituto de Medio Ambiente (Ibama) combaten los incendios y tres aviones que han descargado ya más de 200.000 litros de agua. El viernes pasado, el Gobierno de Mato Grosso do Sul dijo que los fuegos habían alcanzado "unas proporciones nunca registradas" y afectado a 50.000 hectáreas de vegetación.

Se trata del segundo incendio en el Pantanal de grandes dimensiones en los últimos dos meses. En lo que va de año, este estado ha registrado 10.484 incendios, frente a los 2.310 focos del mismo periodo del año anterior. Solo en el municipio de Corumbá hubo 5.622 focos de incendios.

"Esto [el aumento de fuegos] está asociado a las mismas cosas que causaron los incendios en el Amazonas. La sequía puede ayudar a propagar el fuego, pero no crearlo. Todavía hay una sensación de impunidad", declaró a G1 Ane Alencar, investigadora del Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía (IPAM).

Brasil vivió este verano unos voraces incendios en la Amazonía, que provocaron reacciones internacionales y fuertes críticas contra el Ejecutivo del presidente Jair Bolsonaro. Tras la crisis, el número de incendios en ese territorio descendió de 30.901 en agosto a 7.855 en octubre, la cifra más baja de 1998. 

En la actualidad, Brasil se enfrenta a otro desastre ambiental en sus costas afectadas por manchas de petróleo. En los últimos meses, alrededor de 4.000 toneladas de crudo han sido retiradаs de unas 300 playas en los nueve estados del noreste del país.

RT