Actualidad

Cañones de agua y gas lacrimógeno: choques entre manifestantes y policías en una nueva jornada de protestas en Chile

Publicado:
En Santiago y otras ciudades chilenas se repiten concentraciones y cacerolazos mientras los manifestantes exigen diversas reformas, incluida una Asamblea Constituyente.

Manifestantes en varias partes de Chile llevan a cabo un conjunto de actividades llamadas 'Súper lunes', que contempla concentraciones, marchas y cacerolazos en contra de las políticas neoliberales del presidente Sebastián Piñera.

La Mesa de Unidad Social, que agrupa a más de 100 organizaciones y movimientos sociales y sindicales, ha convocado tres acciones en Santiago: una concentración en la Plaza de Tribunales al mediodía (hora local); una marcha en Plaza Italia, a las 17:00; y un cacerolazo —como se realiza habitualmente al concluir las actividades— a las 20:00.

Poco después del inicio programado de la marcha los Carabineros entraron en acción.

En concreto, la Policía antidisturbios dispersó a los manifestantes de la capital chilena con cañones de agua y gases lacrimógenos.

En la Plaza Italia, el epicentro de las protestas en Santiago de Chile, miles de chilenos se congregaron para gritar contra las iniciativas del Ejecutivo de Piñera y exigir una nueva Constitución que contemple derechos sociales y ambientales. 

Al grito de "Chile despertó", los manifestantes hicieron sonar cacerolas y tambores. No obstante, pasadas las 18:00 (hora local), furgonetas con agentes antidisturbios irrumpieron en la protesta y dispararon gases lacrimógenos contra los manifestantes.

Después de las 18:00 horas, varios carabineros hirieron a un manifestante con una bomba lacrimógena. 

Un equipo de paramédicos colocó un vendaje a ese herido, que sangraba por la cabeza. 

Asimismo, dos carabineras sufrieron quemaduras graves  cuando "fueron atacadas cobardemente con dos bombas molotov", según manifestó el ministro del Interior de Chile, Gonzalo Blumel.

La multitud no abandonó la Plaza Italia cuando un sismo magnitud 6,1 sacudió el territorio chileno a las 18:53 horas. El Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile indicó que se produjo a ocho kilómetros al suroeste de la ciudad de Illapel, cerca de las regiones de Coquimbo y del Maule, mientras que localizó su foco a 65 kilómetros de profundidad.

En un video difundido en redes sociales se observa el momento en que ese temblor se sintió en la Plaza Italia mientras los manifestantes hacen sonar sus cacerolas y tambores. 

Tras medio mes de protestas antigubernamentales, en Chile se han contabilizado oficialmente 23 muertos y más de 1.300 heridos, aunque la Cruz Roja estima que son al menos 2.500 y reclama mayor dotación de insumos para atender a quienes ingresan en sus instalaciones.

En su última actualización, hasta las 12:00 horas del lunes, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile informó que hay 4.464 personas detenidas y 1.659 heridas en hospitales por disparos de bala, perdigones, arma de fuego y balines, de las cuales 160 sufren lesiones oculares. 

El director del INDH, Sergio Micco, explicó durante la sesión de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía del Senado que Chile se encuentra "ante graves y numerosas violaciones a los derechos humanos" y su organismo registró 181 acciones judiciales, entre las que se encuentran 133 querellas por torturas, 19 por violencia sexual y cinco por homicidio.   

Las protestas en Chile se recrudecieron a partir del 18 de octubre para rechazar el alza del boleto del Metro de Santiago, medida que Piñera suspendió un día después.

Hasta el momento las manifestaciones no han cesado y el reclamo de la ciudadanía ha tomado como eje ámbitos sociales en diferentes materias entre las que destacan educación, salud, pensiones, vivienda, agua y corrupción.

La semana pasada, el colectivo Unidad Social dio a conocer una lista de exigencias al Gobierno:

  • Discusión inmediata de un salario mínimo nacional de 500.000 pesos (alrededor de 670 dólares) para todos los trabajadores. El sueldo mínimo actual es de 301.000 pesos (unos 406 dólares) y Sebastián Piñera prometió elevarlo a 350.000 pesos (unos 470 dólares).
  • Reconocimiento pleno a la libertad sindical, negociación colectiva ramal y respeto del derecho a huelga como fundamental.
  • Pensión mínima equivalente al salario mínimo nacional que se propone.
  • Canasta de servicios básicos protegidos.
  • Tarifa social justa del transporte público, con gratuidad en el pasaje del adulto mayor.
  • Salud, educación, vivienda como derechos sociales.
  • Nueva Constitución Política de la República vía Asamblea Constituyente.
  • Presupuesto de la Nación 2020 de al menos un 6 % de aumento y no el magro incremento de un 3 % que el Gobierno envió al Parlamento.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT