Actualidad

El Gobierno de Bolivia acusa a los comités cívicos opositores de llevar adelante una "aventura golpista"

Publicado:
Entre las propuestas de estas organizaciones se encuentran el cierre de las fronteras y la paralización de la economía hasta que renuncie el presidente Evo Morales.

La presidenta del Senado boliviano, Adriana Salvatierra, ha señalado al presidente del opositor Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Camacho, de "impulsar una aventura golpista", a través de su petición de renuncia del presidente Evo Morales.

Salvatierra expresó que es "inaplicable" la exigencia de Camacho y considera que al hacerlo "quedó en ridículo". Sin embargo, advirtió sobre su "seria amenaza de dañar al país y a su economía" debido a su propuesta de paralizar las instituciones del Estado para que no ingresen recursos, de cerrar las fronteras y de pedirles a los cuerpos de seguridad que se pongan de su lado.

El presidente boliviano, Evo Morales, ha calificado esta acción como una conspiración para afectar toda la economía. Hasta la fecha, el paro cívico convocado por los opositores lleva 13 días.

Por su parte, el canciller boliviano, Diego Pary, dijo el pasado lunes ante el Consejo Permanente de la OEA que los comités cívicos que llevan adelante las protestas contra los resultados de las elecciones son "grupos fascistas incrustados en organizaciones cívicas que expresan su odio contra todo aquel que no comulga con sus ideas".

Las peticiones de Camacho

Entre las peticiones del opositor, que lidera las acciones en contra del mandatario boliviano, se encuentra también la renuncia del los miembros del Tribunal Supremo Electoral y la fijación del 15 de diciembre para la celebración de unas nuevas elecciones.

Camacho, que ha sido vinculado con lavado de dinero y evasión de impuestos, según los Papeles de Panamá, anunció que viajaría a La Paz, sede del Gobierno, para entregarle una carta con la solicitud de renuncia al mandatario reelecto.

El Comité Cívico de Santa Cruz, junto a los de siete provincias, han dado un plazo de 48 horas para la dimisión de Morales debido a que no reconocen su triunfo en primera vuelta en las pasadas elecciones del 20 de octubre.

Una vez en el Aeropuerto Internacional El Alto, a donde viajó para pedir la renuncia, publicó en sus redes sociales que había sido retenido por "hordas" de partidarios del partido oficial Movimiento al Socialismo (MAS).

Sin embargo, el Ministerio de Gobierno ha informado que se dispuso una movilización de efectivos para garantizar y resguardar su vida e integridad física debido a que a las afueras de la terminal aérea había un grupo de manifestantes que protestaban en contra de su llegada.

Según informaron los medios locales, Camacho finalmente abandonó el aeropuerto en una avioneta.

"No tiene autoridad legal"

La historiadora y analista Patricia Montaño Durán, entrevistada por RT, considera que el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz no tiene autoridad legal ni derecho para dar ese "ultimátum".

"No ha sido ni siquiera candidato en las elecciones, no tiene autoridad legal, no tiene asidero ni derecho a hacer esta exigencia", expresó Montaño Durán.

En su opinión, la oposición no desea que se lleve a cabo la auditoría del cómputo de las elecciones que realiza el Gobierno de Bolivia con la Organización de Estados Americanos (OEA). "Quiere que renuncie Evo Morales, es un pedido inconstitucional", añade.

Además, explicó que Camacho "no ha propuesto de ninguna manera en que se podría dar la renuncia del presidente, lo que no presta ninguna salida a la situación política".

¿Qué son los comités cívicos?

En la década de 1950 nacieron en Bolivia los comités cívicos en cada departamento, ante la desaparición de los gobiernos municipales, recoge Alterinfos, para "defender los intereses" de los ciudadanos ante el Gobierno.

Con el pasar de las décadas se han transformado en corporaciones empresariales que defienden los intereses económicos de los empresarios de cada departamento y que, a pesar de que se manifiestan sin intereses políticos, han entrenado a grupos juveniles que participan en acciones de calle como bloqueos y obstaculización de las vías en las protestas antigubernamentales.

Ocho de los nueve comités cívicos de Bolivia han pedido la renuncia de Morales.

RT