Actualidad

Hallan a una niña sobreviviente del ataque a la familia de mormones masacrada en México

Publicado:
La menor fue dada por desaparecida tras el ataque a una caravana de vehículos entre los estados fronterizos de Sonora y Chihuahua que costó la vida a nueve miembros de una misma familia.
Hallan a una niña sobreviviente del ataque a la familia de mormones masacrada en México

Siete niños lograron sobrevivir a la masacre perpetrada por criminales contra una caravana de tres camionetas en las que viajaban tres familias de mormones en el norte de México. Entre las sobrevivientes, se encuentra una niña de ocho años de edad que había sido reportada como desaparecida. 

El activista Julián LeBarón, integrante de la familia asesinada, reconstruyó los hechos en entrevistas con medios mexicanos y confirmó el asesinato de tres mujeres y seis niños, así como siete sobrevivientes.

Tres camionetas con tres familias

LeBarón indicó que en la caravana, que fue asaltada entre los estados fronterizos de Sonora y Chihuahua, viajaban tres camionetas con tres familias.

En el primer vehículo iban Ronitha LeBarón junto a sus cuatro hijos. Fueron los primeros en ser emboscados. Los criminales les dispararon y calcinaron el vehículo. Todos los tripulantes de esta camioneta fueron asesinados.

"Al subir el camino le dispararon y le quemaron el vehículo y quedaron muertos y calcinados dentro", dijo este martes Julián LeBarón en entrevista con Noticieros Televisa.

Más atrás venían otras dos camionetas. La segunda, iba tripulada por Cristina Langford y su hija de un año de edad. Cristina fue asesinada a tiros y la bebé sobrevivió ilesa.

"Cuando llegamos yo mismo encontré con vida a la niña de Cristina, una niña de pecho que salió ilesa", dijo LeBarón en entrevista con Aristegui Noticias.

En la tercera camioneta viajaba Dawna Langford con siete de sus hijos. La mujer y dos de sus vástagos fueron asesinados, mientras que los cinco restantes sobrevivieron. Los niños caminaron entre 8 y 14 kilómetros por la carretera antes de ser hallados por otros integrantes de la familia LeBarón que acudieron a la zona de la emboscada.

Aparece la menor desaparecida

Entre los menores de edad que sobrevivieron, se encuentra Mackenzie Langford, de ocho años, hija de Dawna, quien permaneció desaparecida durante varias horas antes de ser hallada por sus familiares.

"No se puede entender quién ataca en incidentes separados a mujeres y niños", dijo Julián LeBarón, quien afirmó desconocer quién pudo haber perpetrado el ataque. 

Horas antes, en medio de una confusión por información imprecisa difundida por autoridades estatales, en la que se llegó a hablar de hasta 12 muertos, el activista Julián LeBarón relató el momento en que encontró los cuerpos de sus allegados.

"Yo mismo vi los cuerpos, la niña de 6 años está completamente en pedazos. Vi a una señora que quedó al volante, una niña estaba en pedazos de tanto balazo, otra señora quedó boca abajo; la bebé de pecho estaba viva, yo mismo la encontré", contó Julián LeBarón en entrevista con Milenio Televisión.

No obstante, la versión que ofreció este activista aún no ha sido confirmada.

La emboscada

Todo comenzó cuando uno de los vehículos en el que viajaba una mujer con sus cuatro hijos pinchó un neumático. En ese momento fueron atacados, disparados y el vehículo incendiado y calcinado.

Otras camionetas con más miembros de la familia LeBarón, que se estableció en regiones aledañas al municipio de Janos hace más de 90 años, fueron a auxiliar al primer automóvil y también resultaron atacados.

El martes por la mañana, el Gobierno de México, confirmó la muerte de nueve personas (tres mujeres y seis menores) durante el ataque ocurrido en una carretera en los límites entre los estados norteños de Sonora y Chihuahua.

Debido a que la zona es un lugar sin señal de telecomunicaciones, la información tardó varias horas en llegar hasta las autoridades, de acuerdo con César Peniche Espejel, Fiscal General de Chihuahua.

Hasta el momento, el Gobierno federal confirmó la existencia de al menos un detenido, sospechoso de haber participado en la masacre.