Actualidad

Recrudecen los enfrentamientos en Bolivia entre partidarios y opositores a Evo Morales

Publicado:
Este miércoles se registró la tercera víctima desde el inicio del conflicto postelectoral.

Violentos enfrentamientos se registraron este miércoles en Bolivia entre seguidores del presidente Evo Morales y grupos opositores, que denuncian un supuesto fraude en las últimas elecciones nacionales. 

Tras los enfrentamientos de este día, la Defensoría del Pueblo de Bolivia confirmó la muerte de Limbert Guzmán Vásquez, de 20 años, quien perdió la vida en el Hospital Clínico Viedma, de la ciudad de Cochabamba, tras haber sido internado por traumatismo encefálico grave y muerte cerebral, según el reporte médico difundido por medios locales

Con el fallecimiento de Limbert Guzmán, suman tres víctimas en enfrentamientos tras las elecciones generales del pasado 20 de octubre, luego de confirmarse el fallecimiento de Mario Salvatierra, de 55, y Marcelo Terrazas, de 41, quienes perdieron la vida el miércoles pasado en la localidad de Montero. 

La Defensoría del Pueblo confirmó que son 22 los heridos hasta el momento.

Jornada violenta

El departamento de Cochabamba, en el centro del país suramericano, fue escenario de varias grescas y agresiones. En la ciudad de Vinto, provincia de Quillacollo, manifestantes que adhieren a la decimoquinta jornada de paro cívico ingresaron a la alcaldía, la prendieron fuego, y tomaron de rehén a la alcaldesa, Patricia Arce, a quien arrojaron pintura roja en su cabeza.   

De acuerdo a lo informado por el periódico local El Deber, Arce pudo ser liberada por la Policía y estaría siendo trasladada a un hospital.

En el mismo departamento, los seguidores del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) han protagonizado un intercambio de agresiones, con piedras y palos, con miembros de la denominada 'Resistencia Juvenil Cochala', quienes reclaman la renuncia del presidente Morales y un llamado a nuevos comicios.

En La Paz, la capital del país, también se vivieron momentos de extrema tensión, cuando la Policía intento desalojar una protesta con gases lacrimógenos. 

Las manifestaciones se iniciaron hace más de dos semanas, tras las elecciones nacionales del 20 de octubre, luego de que el candidato opositor Carlos Mesa, junto a organizaciones sociales, denunciaron un supuesto fraude en el recuento de votos, aunque no han presentado pruebas.

Por su parte, Morales acusa un "proceso de golpe de Estado", y ha llamado a sus seguidores a organizarse para "defender la democracia". 

Además, invitó a los observadores de la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA) a verificar "una a una las actas de todo el país". 

Según el escrutinio del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Morales superó el 40 % de los votos y sacó una diferencia de diez puntos respecto a su principal seguidor (47,07 % contra 36,51 %), por lo que evitó ir a una segunda vuelta.

El TSE dio como ganador al actual jefe de Estado, quien iniciará su cuarto mandato consecutivo.

RT