Actualidad

OEA convoca este martes a una sesión sobre Bolivia tras el golpe de Estado a Evo Morales

Publicado:
El organismo, que aconsejó anular las elecciones, sesionará dos días después de la renuncia del mandatario a la Presidencia.
OEA convoca este martes a una sesión sobre Bolivia tras el golpe de Estado a Evo Morales

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sesionará este martes para analizar la crisis política en Bolivia, luego del golpe de Estado contra el presidente de ese país, Evo Morales, quien dimitió en medio de las presiones de las Fuerzas Armadas.

Será en una sesión extraordinaria a las 20:00 horas (GMT) en el Salón Simón Bolívar de la sede de la OEA en Washington, EE.UU., informó el organismo.

La reunión se realiza por pedido de las misiones permanentes de Brasil, Canadá, Colombia, EE.UU., Guatemala, Perú y República Dominicana, así como los "representantes" del diputado opositor venezolano Juan Guaidó, quien es reconocido como mandatario por ese organismo, aunque Caracas formalizó su salida este año.

Este lunes, 24 horas después de la dimisión de Morales, el secretario General de la OEA, Luis Almagro, se pronunció sobre la crisis política en Bolivia y señaló que rechaza "cualquier salida inconstitucional a la situación".

Además, instó a la Asamblea Legislativa Plurinacional (Parlamento) de Bolivia a reunirse de forma "urgente", a fin de "asegurar el funcionamiento institucional y nombrar nuevas autoridades electorales que garanticen un nuevo proceso electoral".

La Organización de los Estados Americanos fue la encargada de realizar la auditoría sobre las elecciones en Bolivia que dieron como ganador a Morales. Ese análisis, que se conoció el domingo, concluye que los comicios deben ser anulados, por lo que aconsejó realizar un nuevo acto electoral. 

Este lunes, el Departamento de Estado de EE.UU. destacó a través de un comunicado "el trabajo profesional" del equipo de auditores de la OEA, que "encontró numerosas irregularidades preocupantes" en las elecciones del pasado 20 de octubre en Bolivia.

RT