Actualidad

PSOE y Podemos alcanzan un principio de acuerdo para un Gobierno de coalición en España

Publicado:
Se trataría del primer Ejecutivo conformado por más de una fuerza política desde la reinstauración de la democracia.

El PSOE y Podemos han llegado a un principio de acuerdo para la formación de un Gobierno de coalición en España. "El compromiso de ambas formaciones es propiciar una propuesta para desbloquear la situación en España", ha afirmado el presidente en funciones justo antes de proceder a la firma del documento.

Posteriormente, Iglesias ha explicado que se han comprometido con un Gobierno que "combine la experiencia del PSOE con la valentía de Unidas Podemos" y que sea la "mejor vacuna contra la extrema derecha". También ha asegurado que es "tiempo de dejar atrás cualquier reproche", en alusión a las negociaciones fallidas de la anterior legislatura, y que "es un verdadero honor poder trabajar desde el Gobierno para mejorar la vida" de los ciudadanos. Además, ha señalado que van "a buscar el apoyo de otros grupos a este acuerdo para afrontar la legislatura".

El último en tomar la palabra ha sido de nuevo Sánchez, afirmando que el acuerdo que hoy han presentado "no fue posible" tras los anteriores comicios aunque estuvieron "cerca de lograrlo". "Somos conscientes de la decepción entre los votantes progresistas", ha reconocido, recalcando que "el proyecto político es tan emocionante que supera cualquier desencuentro" que hayan podido tener. Así, ha definido al futuro Ejecutivo como "un Gobierno rotundamente progresista" en el que "lo único que no cabrá será el odio y la confrontación entre españoles". 

El presidente en funciones ha anunciado que se trata de "un acuerdo para cuatro años de legisladura", que "nace con el propósito de abrirse a otras fuerzas políticas", porque ya "no hay motivos para más bloqueos". Ha finalizado calificando al nuevo proyecto de "ilusionante, emocionante y esperanzador".

Aunque no se ha hablado de cargos y nombres durante la comparecencia, un gran número de medios españoles dan por hecho que Iglesias entraría en el Ejecutivo ocupando una las tres vicepresidencias que habría diseñado Pedro Sánchez.

Un preacuerdo de diez puntos

El pacto entre ambas formaciones se ha plasmado en un documento que contiene diez puntos y que afirma que las dos fuerzas han "alcanzado un preacuerdo para conformar un Gobierno progresista de coalición" y que "comparten la importancia de asumir el compromiso en defensa de la libertad, la tolerancia y el respeto a los valores democráticos".

En los diez puntos se perfilan las políticas que serán ejes del futuro Ejecutivo bicolor: combatir la precariedad laboral, luchar contra la corrupción, combatir el cambio climático, profundizar en las políticas feministas y garantizar la convivencia en Cataluña, se encuentran entre ellas.

Acuerdo dos días después de las elecciones

Este anuncio se conoce tan solo dos días después de que se celebraran las elecciones generales del pasado 10 de noviembre que dejaron el Parlamento más fragmentado de las últimas décadas. El Partido Socialista (PSOE) fue el gran ganador de la jornada, pero con solo 120 diputados necesita lograr respaldos para alcanzar los 176 diputados, que representan la mayoría absoluta, que le permitan gobernar.

Así, PSOE y UP sumarían 155 diputados, a los que con toda seguridad se sumarían los asientos de algunas de las fuerzas minoritarias del Congreso. 

Las primeras reacciones

Uno de los primeros políticos en confirmar la noticia, momentos antes de la comparecencia de Sánchez e Iglesias, ha sido Alberto Garzón, coordinador Federal de Izquierda Unida (IU), formación incluida en Unidas Podemos. Garzón ha dicho que "hoy es un día de celebración".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha celebrado que haya habido "por fin, sentido común" y ha calificado al acuerdo de una "obligación" para hacer "frente al avance de los discursos de odio y la extrema derecha".

Por su parte, Pablo Casado, líder de PP, ha comparecido ante los medios para valorar el anuncio de este martes: "Un Gobierno radical no es nada de lo que necesita España". "A Sánchez ya no le preocupa que Iglesias esté en su Gobierno", ha explicado, reiterando que, bajo su opinión, "lo lógico es que Sánchez hubiera asumido responsabilidades" tras los resultados de las elecciones generales.

Por su parte, Santiago Abascal, líder del partido de extrema derecha Vox, ha considerado que "el PSOE se abraza al comunismo bolivariano" y que harán responsable a la formación de Sánchez "de cada daño que produzcan a la convivencia y al orden constitucional".

De materializarse finalmente este acuerdo, se trataría del primer Gobierno de coalición en España desde la reinstauración de la democracia. 

RT