Actualidad

La autoproclamada presidenta interina de Bolivia niega que hubo golpe de Estado

Publicado:
La dirigente conservadora asegura que "el único golpista" es el presidente depuesto, Evo Morales.
La autoproclamada presidenta interina de Bolivia niega que hubo golpe de Estado

La autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, negó este miércoles el golpe de Estado del domingo pasado y aseguró que el único "golpista" es el mandatario depuesto Evo Morales, quien está en México como asilado político ante el riesgo que corría su vida.

"El único golpista de este país fue Evo Morales y su gobierno. Fue un fraude electoral", dijo en declaraciones desde el Palacio Quemado en La Paz.

De acuerdo con Áñez, quien asumió el martes como presidenta de Bolivia pese a la falta de quorum en el Parlamento, en el país andino "no hay un golpe de Estado" sino una "reposición de la legalidad constitucional".  

La autoproclamada presidenta interina dijo que su mandato es provisional, mientras se construye un "consenso" con los demás partidos y se convoca a elecciones generales "en el tiempo más breve posible". 

La forzada renuncia de Evo

El domingo pasado, la Organización de Estados Americanos (OEA) publicó un informe en el que instó a Morales a anular los resultados de las elecciones del pasado 20 de octubre en Bolivia, en las que Morales ganó por más del 10 % de los votos, y llamó a celebrar nuevos comicios ante la tensa situación que se vive en este país latinoamericano. 

El mismo día, Morales anunció la convocatoria de nuevas elecciones. No obstante, el jefe de las Fuerzas Armadas y el comandante general de la Policía de Bolivia le pidieron que dimitiera, bajo el supuesto argumento de buscar la estabilización de la nación. 

Morales renunció a la presidencia con el fin de que quien fue candidato de la alianza Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, y el jefe opositor del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, "no sigan persiguiendo a mis hermanos, dirigentes sindicales" y para que "no sigan quemando las casas" de funcionarios públicos.

Tras aceptar el ofrecimiento de asilo político del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Morales llegó a México y agradeció al país latinoamericano por haberle salvado la vida.

Desde México, Morales pidió al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) de Bolivia que "cumpla con la legalidad", al no haberse aprobado nunca la renuncia del mandatario durante la sesión de la Cámara de Diputados, al ser suspendida el martes por falta de quorum y reprogramada para el miércoles.

Áñez se autoproclamaría presidenta provisional en una sesión legislativa sin quórum en el Senado, y con el reconocimiento del TCP y de las Fuerzas Armadas, lideradas por William Kalimán, el militar que instó a Evo Morales a renunciar.

Desde su asilo en México, Evo Morales ha dicho que está dispuesto a volver para apaciguar al país, en medio de una creciente movilización de partidarios suyos que no reconocen a Áñez y que piden su regreso al poder. "Vamos a volver tarde o temprano. Mejor lo antes posible para pacificar Bolivia", agregó.

Hasta este miércoles, se mantienen numerosas protestas en Bolivia en diferentes zonas del país. Sectores indígenas, mineros y campesinos han llamado a movilización nacional en rechazo al golpe de Estado contra Morales. 

RT