Actualidad

Evo Morales denuncia represión contra legisladores en Bolivia en medio de "golpe racista y fascista"

Publicado:
Señaló que a los parlamentarios se les impidió ingresar a la sede de la Asamblea Legislativa Plurinacional.
Evo Morales denuncia represión contra legisladores en Bolivia en medio de "golpe racista y fascista"

El presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, quien se encuentra asilado en México, tras el golpe de Estado en su contra, denunció este miércoles que "legisladores del pueblo" han sido "brutalmente reprimidos".

Señaló que a los parlamentarios se les impidió ingresar a la sede de la Asamblea Legislativa Plurinacional, acción que calificó como un "atentado".

"El golpe racista y fascista se hunde en la ilegalidad", enfatizó el derrocado mandatario, quien ha tildado de "artero, inconstitucional, ilegal y delictivo" el golpe de Estado en su contra.

Agresiones a parlamentarios

Este miércoles, varios de los senadores y diputados del Movimiento al Socialismo (MAS), partido de Morales, recibieron golpes y fueron rociados con gas lacrimógeno, cuando intentaban entrar a la sede del Parlamento, denunció el jefe de esa bancada, Sergio Choque.

El parlamentario señaló que los legisladores del MAS buscan sesionar para tratar la crisis en el país suramericano en el Parlamento, en el que son mayoría. La cámara alta está conformada por 36 senadores, de los cuales 25 son del MAS; mientras, la baja tiene 130 diputados, 88 de ellos oficialistas.

Una de las agredidas, por oficiales de la Policía de Bolivia, fue la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra.

En declaraciones a la prensa, Salvatierra señaló que los legisladores han solicitado el ingreso al Parlamento, para trabajar y "recuperar la normalidad", tras el "golpe de Estado".

Salvatierra señaló que su renuncia no ha sido evaluada por el Senado, por lo que no se ha hecho efectiva la dimisión, lo que la convertiría en la nueva mandataria del país.

Este martes, la senadora Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta interina de Bolivia. Señaló que su ascenso se daba por sucesión, luego de la renuncia del presidente Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera, luego Salvatierra, el titular de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, y el primer vicepresidente de la cámara alta, Rubén Medinaceli.

Áñez, que ha recibido el apoyo de los militares y policías, había asegurado en reiteradas oportunidades a la prensa que estaría garantizado el acceso a los legisladores del MAS al Parlamento, pero se autojuramentó sin el quórum necesario en el Senado.

RT