Actualidad

Un hombre condenado a 47 años de cárcel por robos que no cometió es liberado casi una década después

Publicado:
Rubén Martínez fue arrestado tan solo cinco meses después de casarse con María, quien durante años luchó para demostrar la inocencia de su marido.
Un hombre condenado a 47 años de cárcel por robos que no cometió es liberado casi una década después

Un hombre estadounidense, que en 2008 fue condenado a 47 años y 8 meses de prisión por una serie de robos a mano armada, fue liberado y declarado inocente el pasado martes al demostrarse que no había cometido tales crímenes, según informó el canal ABC 7.

Rubén Martínez Jr. fue arrestado en 2007 mientras caminaba por la calle cerca de su casa en Boyle Heights (Los Ángeles, EE.UU.). Fue llevado a una estación policial para un interrogatorio, durante el cual los oficiales trataron de establecer que tenía nexos con una pandilla asentada en su vecindario.

El hombre se declaró inocente de toda culpa, pero al final fue acusado de nueve cargos de delitos graves derivados de cinco robos, cometidos en un taller de reparaciones en Boyle Heights.

Su arresto se produjo cuando solo tenía cinco meses de casado con María, quien durante años luchó para demostrar la inocencia de su marido, según recoge The Guardian. 

Ausencia de pruebas

Tras el primer juicio, en noviembre de 2007, el jurado terminó dividido en sus pareceres. Entonces los fiscales avanzaron con un segundo juicio, que acabó con veredicto de culpabilidad por todos los cargos.

La acusación contra Martínez se basó en el testimonio de un testigo que lo identificó como el ladrón, a pesar de que quien perpetró los robos llevaba una máscara. No hubo evidencia material de su supuesta culpabilidad, y las huellas digitales encontradas en la escena del crimen no coincidían con las suyas.

Además, su esposa logró documentar que Martínez se encontraba en su trabajo durante dos de los presuntos incidentes. La mujer le dio esos documentos al abogado, pero este no los usó durante el juicio. 

Por su parte, los jefes de Martinez también testificaron en su favor, pero los fiscales dudaron su credibilidad, alegando que uno estaba sesgado y otro había cometido un error tipográfico en una 'hoja de tiempo' de Martínez. 

"No puedo ni imaginarlo"

Después que fuera encarcelado, María no se rindió y continuó reuniendo evidencias de la inocencia de su esposo y presentando apelaciones al veredicto, las cuales fueron rechazadas varias veces. 

En 2015, la mujer recurrió a una unidad de revisión de condenas, que fue organizada por la fiscal de distrito de Los Ángeles, Jackie Lacey. La comisión reexaminó el caso y concluyó que Martínez no pudo cometer los robos por los que fue acusado. 

La exoneración que ahora se le ha otorgado es muy inusual, ya que desde la creación de la unidad, en el 2015, es solo la tercera persona en conseguir revocar una condena, de las 1.900 solicitudes de revisión de sentencia que allí se han procesado.

Martínez tendrá derecho a recibir 140 dólares por cada día de su encarcelamiento, lo que podría ascender a más de 600.000 dólares. No obstante, Lacey reconoció que nunca podrá compensarse el sufrimiento de su familia. "No puedo ni imaginarlo, 11 años ... Es difícil incluso explicarlo o pensar en ello", dijo.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

RT