Actualidad

"Me toca inventarme cosas para que Washington tenga a Venezuela en la cabeza": Audio que provocó el regreso del embajador de Colombia en EE.UU.

Publicado:
Francisco Santos contó a la nueva canciller, Claudia Blum, sus estrategias de interferencia en el país vecino en una conversación filtrada, que ha causado un revuelo político en Colombia. Iván Duque llamó a consultas al embajador.

Los esfuerzos de Colombia de interferir en los asuntos internos de Venezuela ha sido uno de los temas centrales de la conversación recientemente filtrada entre el embajador de Colombia en EE.UU., Francisco Santos, y su nueva jefa, la canciller Claudia Blum. Tras la divulgación de este audio, aparentemente grabado la semana pasada en una cafetería en Washington D.C., el presidente de Colombia, Iván Duque, pidió a Santos que regresara a Bogotá.

"Colombia no tiene futuro" con Maduro en el poder

Desde el minuto 10 de este diálogo de casi media hora, Santos evoca el tema de Venezuela, calificándolo como el "segundo tema" más importante en la agenda nacional. Tanto el embajador como Blum lamentan que "lo de Guaidó está parado". "Pero creo que eso se va a mover", añade de inmediato Santos.

"Aquí había varias cabezas que manejaban lo de Venezuela de una manera distinta", ha asegurado el embajador colombiano en EE.UU. "Lo del TIAR [Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca], el Departamento de Estado lo quería, la Casa Blanca no. No sé en qué momento cambió la política en la Casa Blanca. Pero aquí todavía no se ponen de acuerdo", ha señalado.

Además, Santos ha opinado que "Trump no se va a meter en Venezuela". En este sentido ha expresado sus preocupaciones de que si el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, "no se va, Colombia no tiene futuro". "Si este señor no se va, nos va a hacer la vida imposible", ha advertido.

Washington "se aburre" con el tema de Venezuela

Santos ha adelantado a Blum sus planes para el "próximo año" de llevar a los congresistas a Colombia para "ver frontera y a ver drogas".
"Eso lo vamos a hacer y que no se pierda en Washington la importancia de Venezuela", ha explicado el embajador, agregando que en EE.UU. "no hay memoria, es que aquí, a los 10 minutos se aburren y se van a otro tema".

"Me toca a mí inventarme cosas para que ellos tengan en el 'top of mind' (en la cabeza) a Venezuela", ha revelado, resumiendo que "esa es la tarea con la que estoy con Venezuela".

El embajador también ha calificado de vergüenza los "120 millones de dólares de ayuda de los países más ricos del mundo". "Europa no sabe que hay crisis en Venezuela", ha aseverado y añadió que "por eso toca hablar con los embajadores e invitar a parlamentarios de Europa".

"Es importantísimo armar una cosa estratégica con Venezuela a partir del trabajo nuestro, con las embajadas que ya está montando el gobierno (sic) de Guaidó, allá que tiene gente que conozco, yo trabajo muy de la mano y yo le ayudo en todo lo que necesite", ha subrayado.

"Fiasco total" de la llamada 'ayuda humanitaria'

La nueva canciller también ha barajado algunas maneras de injerir en la política interior de Venezuela.

"Pachito (cómo se le conoce a Francisco Santos en Colombia o 'Pacho'), ayúdeme a pensar. La solución no es un golpe militar, porque los militares no lo van a sacar [a Maduro]; sacarlo Estados Unidos a punta de 'yo no sé qué' pues tampoco va a pasar", ha reflexionado Blum.

A esto el embajador le contesta que "la CIA no se está metiendo" en este asunto. "La CIA está 'pfff'…", ha indicado Santos, agregando que Trump "se mete a Venezuela" solo "si ve muy difíciles las elecciones", algo en lo que la canciller no ha estado de acuerdo: "Yo no lo veo así. Yo lo veo muy lejano".

Entonces el embajador ha propuesto una estrategia viable de momento, en su opinión, de injerencia en Venezuela. "Yo lo único que veo es con acciones encubiertas allá adentro, para generar ruido y apoyar a la oposición que allá está muy sola".

"Muy sola, ¡desgastados!", ha reiterado Blum, quien además ha calificado de un "fiasco total" la operación de intento de ingresar camiones con la llamada 'ayuda humanitaria' desde Colombia a Venezuela el 23 de febrero pasado, que según denunció el gobierno de Nicolás Maduro, formó parte de una estrategia de EE.UU. para justificar una intervención extranjera.  

"Colombia tiene que jugársela, porque como está, estamos retrasados con Venezuela. La gente ya no cree, no cree en lo que hizo el Gobierno. Esa ayuda humanitaria fue un fiasco total", ha aseverado.

"Entonces ahí hay que pensar en una estrategia, yo no sé cuál será. Hablé con […] y me dijeron: 'Claudia, lo único es el diálogo, pero un diálogo en donde todos quepan'", ha indicado Blum.

"El Departamento de Estado de EE.UU. está destruido"

Además, en la conversación filtrada se pueden escuchar las críticas de Santos al Departamento de Estado de EE.UU., "destruido" bajo la administración de Donald Trump.

"Aquí el Departamento de Estado, que era importantísimo, está destruido, no existe [...] Trump puso a [Rex] Tillerson y le salió con un chorro de babas (tonterías)", dijo Santos a Blum, agregando que actualmente, salvo por el secretario Mike Pompeo, el resto de los funcionarios en la dependencia no tienen "peso".

El embajador también critica a varios funcionarios de la administración de Duque, como el saliente canciller y nuevo ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, quien "no hizo nada", y al exministro de Defensa, Guillermo Botero, quien "no trabajaba, no hablaba inglés y no venía".

Las criticas alcanzan al Grupo de Lima, que la canciller tacha de un "chicharrón" (caso problemático) muy "debilitado", mientras que Santos asevera que "hay que reforzarlo, pero no veo qué hacer". "Hoy siento a Maduro incómodo, pero más tranquilo", concluye el embajador.

"¿Le voy a decir mentiras a la canciller?"

En entrevista con W Radio, Francisco Santos habló sobre sus polémicas declaraciones y se quejó de la difusión de la conversación, en vista de que la misma se efectuó en el ámbito "privado". "Lo que me preocupa es que el audio se escucha perfecto, eso quiere decir que lo grabaron de mi teléfono", aseveró.

El embajador se cuestionó sobre cómo había sido grabada esa conversación, en vista de que no había más personas en el lugar del encuentro que —según el mismo— se celebró un sitio reservado del hotel Mandarín de Washington: "era un sitio donde estábamos los dos solos", apuntó.  

Santos justificó sus declaraciones asegurando que se trató de una conversación con su jefa, en este caso la canciller, para explicarle cómo estaban las relaciones entre EE.UU. y Colombia. "¿Le voy a decir mentiras a la canciller? Yo no soy una persona que dice mentiras, me da mucha pena, yo tengo que decirle la verdad", dijo. 

Cuestionado por medios locales sobre si renunciaría tras la difusión del polémico audio, Santos señaló que no lo haría, porque "esa es una razón del presidente". 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

RT