Actualidad

Reino Unido rechaza devolver islas en el océano Índico y Mauricio lo acusa de "ocupación colonial ilegal"

Publicado:
Al negarse a cesar su administración del archipiélago de Chagos, conforme a lo han exigido instituciones de la ONU, Londres "ha violado claramente el derecho internacional", aseveró el líder mauriciano, Pravid Jugnauth.

El primer ministro de Mauricio, Pravid Jugnauth, criticó el rechazo del Gobierno británico de cumplir la orden de la  Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la devolución del archipiélago de Chagos a esa nación insular. Lo hizo el 21 de noviembre, un día antes de la fecha límite establecida para esa medida por el Tribunal y la Asamblea General de la ONU.

"Mi Gobierno, que valora enormemente las relaciones entre Mauricio y el Reino Unido, está profundamente decepcionado de que […] el Gobierno del Reino Unido haya dejado en claro que no tiene la intención de retirar su administración ilegal del archipiélago de Chagos en la fecha límite establecida por la Asamblea General", señaló el mandatario ante el parlamento mauriciano.

Al mismo tiempo, aseveró que la decisión de Londres "ha violado claramente el derecho internacional" y los "argumentos infundados" de las autoridades británicas "ponen en tela de juicio la autoridad del más alto tribunal del mundo y el sistema de las Naciones Unidas en su totalidad".

"Esta situación deja claramente al Reino Unido como un ocupante colonial ilegal", concluyó Jugnauth.

Descolonización pendiente

Chagos, situado a unos 2.200 kilómetros de distancia de Mauricio, consta de un conjunto de islas y atolones. El más grande de estos territorios insulares es la isla de Diego García, que tiene un área de 27 kilómetros cuadrados. En 1965, fue separado de Mauricio, entonces también colonia británica, y se estableció administrativamente como el Territorio Británico del Océano Índico (BIOT, por sus siglas en inglés). Cuenta con una base aérea militar estadounidense que jugó un papel importante en las operaciones militares de EE.UU. en Irak y Afganistán.

Durante décadas, Mauricio ha argumentado que la separación fue ilegítima e insiste en la devolución del archipiélago. Sus reclamaciones recibieron el apoyo de la Organización de la Unión Africana (OUA), el Movimiento de Países No Alineados (MPNA) y, más recientemente, en junio de 2017, de 94 países de la Asamblea General de la ONU.

En mayo, una aplastante mayoría de países miembros de la ONU, —116 votos afirmativos con 56 abstenciones y 6 rechazos—, votaron por el traslado del archipiélago de Chagos a Mauricio, apoyando la decisión de la CIJ, adoptada en febrero.

El analista internacional Francisco Coloane resalta la ubicación estratégica del archipiélago para la alianza entre Londres y Washington, y destaca un interés parecido en el caso de las Malvinas. "El Reino Unido está interesado en mantener un poderío geopolítico" y tiene claro "que son islas estratégicas", sostiene el experto. Además, señala que desde la lógica militar, las islas de Chagos son "portaviones fijos" pero económicos, porque son "regalados".

RT