Colombia vive una nueva jornada de paro nacional ante la falta de acuerdo con el Gobierno de Duque

Los manifestantes se mantendrán en la calle mientras esperan la respuesta del Ejecutivo a 13 propuestas que presentaron el martes.

Colombia vive este miércoles una nueva jornada de huelga general contra las políticas del Gobierno del presidente Iván Duque, y ante la falta de acuerdo en un diálogo que ya inició esta semana.

Las demandas sociales con las que comenzaron estas jornadas, el pasado 21 de noviembre, se mantienen, según ha informado el Comité de Paro Nacional, que convoca las manifestaciones.

Entre el pliego que han presentado las distintas organizaciones sociales, aglutinadas en el citado comité, están enumeradas las siguientes demandas:

También se movilizan a favor de que el Gobierno:

También protestan contra la creación de un holding financiero estatal. Pese a que esta solicitud estaba entre las principales denuncias de los manifestantes desde que se inició la protesta, este lunes, por medio del Decreto 211 de 2019, el Gobierno materializó la conformación de este organismo, al que le dio por nombre Grupo Bicentenario.

Ahora, los convocantes exigen la derogatoria de ese decreto. Nelson Alarcón, presidente de la Federación Colombiana de Educadores (FECODE), dijo este martes, en declaraciones a la prensa, que la creación de ese holding "dejará una masacre laboral de más de 17.000 trabajadores en Colombia, viéndose afectadas más de 16 empresas (estatales)". El Ejecutivo, por su parte, niega que vaya a afectar el empleo. 

Nuevas demandas

Sin embargo, a estas demandas sociales se han sumado nuevos reclamos, entre ellos "el derecho a la protesta social", luego que durante las jornadas antigubernamentales los manifestantes fueran reprimidos por las fuerzas policiales. Hasta el momento, hay cuatro muertos y más de 350 manifestantes heridos. 

Desde el Comité de Paro Nacional señalan que la respuesta del presidente y el partido de gobierno durante los días previos y posteriores a las manifestaciones "ha sido estigmatizar la protesta, descalificar a los líderes sociales que la convocan y militarizar las principales ciudades".

Este reclamo se profundizó aún más tras el fallecimiento del joven Dilan Cruz, de 18 años, quien recibió el impacto de una granada de gas lacrimógena en la cabeza, lanzada por un policía antidisturbio, cuando participaba en una protesta pacífica en Bogotá, el pasado sábado 23 de noviembre.

El fallecimiento de Dilan, quien iba a graduarse el lunes como bachiller del Colegio Público Ricaurte de Bogotá, conmocionó a diversos sectores de la sociedad colombiana, que salieron a las calles de diversas ciudades para homenajear al joven y pedir justicia. 

También demandan la depuración de la Policía y la disolución del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), institución a la que pertenece uno de sus efectivos señalado de ser el presunto responsable de la muerte del joven.

¿Y el diálogo?

Este martes, representantes del Comité de Paro Nacional estuvieron en la Casa de Nariño, sede de la Presidencia de Colombia, con el presidente Duque.

El mandatario los invitó a dialogar y ser partícipes de la "Gran Conversación Nacional" que convocó este lunes, donde estarían presentes otros sectores que no forman parte del comité, entre ellos empresarios y representantes de instituciones de control del Estado.

En esa reunión, los líderes de las protestas entregaron 13 propuestas a Duque, con todas sus demandas, pero se negaron a sumarse a la "Gran Conversación Nacional".

"Nuestra dinámica no está dentro del diálogo nacional ['Gran conversación Nacional']. Son escenarios distintos el diálogo y el comité. No nos consideramos dentro del diálogo nacional, porque el diálogo no convocó el paro", dijo el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Diógenes Orjuela.

Por ahora, esperan la respuesta gubernamental a sus demandas y continuar el diálogo directo, sin la inclusión de otros sectores ajenos a los convocantes de las manifestaciones.

COMENTARIOS